El telescopio solar más potente del mundo toma la primera imagen detallada de la atmósfera solar.

El telescopio Daniel K. Inouye está llamado a revolucionar la física solar, en particular la comprensión del campo magnético del Sol.

Una nueva imagen del telescopio solar más potente del mundo, el Daniel K. Inouye Solar Telescope de Hawai (EE.UU.), ha captado la cara de nuestro Sol con un detalle sin precedentes. En particular, al acercarse a la estrella gigante con una resolución de sólo 18 kilómetros, Inouye ha tomado la primera imagen detallada de la cromosfera del Sol, la capa intermedia de su atmósfera justo por encima de la superficie del Sol.

El telescopio entró oficialmente en funcionamiento el 31 de agosto, pero las imágenes publicadas hoy se tomaron en junio, cuando el Sol estaba casi directamente sobre la posición del telescopio en el monte Haleakalā.

“El telescopio solar Inouye de la NSF es el telescopio solar más potente del mundo y cambiará para siempre la forma en que estudiamos y entendemos nuestro Sol”, dijo el director de la National Science Foundation, Sethuraman Panchanathan, en un comunicado de prensa.

Cada uno de estos retratos tiene un diámetro de unos 82.500 kilómetros (51.260 millas), un porcentaje de un dígito del diámetro total del Sol. Para poner en contexto la enormidad de estas imágenes, los astrónomos han escalado nuestro planeta.

El telescopio Inouye está llamado a revolucionar la física solar.
La mayoría de los objetos astronómicos pueden estudiarse con varios telescopios, pero el Sol es un asunto muy diferente; incluso un breve vistazo destruiría los sensibles instrumentos de la mayoría de los telescopios profesionales. Por lo tanto, los instrumentos como Inouye son extremadamente importantes para el estudio de nuestra estrella.

Te puede interesar



Se espera que el nuevo telescopio revolucione la física solar, en particular la comprensión del campo magnético del Sol. Según Space.com, un elemento clave es el estudio de la meteorología espacial, es decir, las explosiones del Sol, especialmente las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal (CME), que lanzan masas de materia al espacio.

La cromosfera del Sol

La cromosfera, al igual que la capa más externa de la atmósfera del Sol, llamada corona, suele ser difícil de ver porque la luz de la fotosfera, que puede describirse como la superficie de la estrella, a menudo la oscurece, informa Space.com.

La cromosfera del Sol, que se encuentra debajo de la corona, suele ser invisible y sólo puede verse durante un eclipse solar total, cuando crea un círculo rojo alrededor de la estrella oscurecida. Sin embargo, las nuevas tecnologías han cambiado esto.

Nunca hemos observado tan de cerca la fuente de luz de nuestro sistema solar. El telescopio Inouye es capaz de ver elementos de la cromosfera del Sol tan pequeños como la isla de Manhattan.

“Sus conocimientos cambiarán la forma en que nuestro país y nuestro planeta predicen y se preparan para eventos como las tormentas solares”, dijo Panchanathan.

Editado por Felipe Espinosa Wang.

DW


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]