Madrid, es mucho Madrid.

La Comunidad de Madrid lleva más de 25 años gobernada por el Partido Popular, desde Gallardón hasta la actualidad con nuestra presidenta Ayuso. También a nivel municipal, de los 179 municipios que forman parte nuestra comunidad, tan solo en dos pequeños pueblos donde se ha mantenido la izquierda, el partido popular ha gobernado en 177.
Está claro, para el Social comunismo Madrid es mucho Madrid.

Durante estos más de 25 años Madrid se ha convertido en la región más rica y prospera de España, en una región libre, donde no se fríe a impuestos a los ciudadanos, donde no se dificulta el trabajo, donde no se limita la creación empresarial, donde no se aumenta la burocracia, los tramites, los tiempos, donde no existen imposiciones, donde la libertad va de la mano de cada madrileño. Todo ello, gracias a las políticas puestas en marcha durante tantos años por el Partido Popular.
La libertad que tanto odia la nueva izquierda, el Social comunismo.

Esta nueva izquierda encabezada por Pedro Sánchez, de nacimiento “Madrileño” ironías de la vida. Un madrileño que, muy al contrario de sentirse orgulloso de haber nacido y pertenecer a una de las regiones más prosperas y libres del país, está obsesionado con la Comunidad de Madrid y su presidenta Ayuso. Seguramente este madrileño negacionista hubiera preferido nacer en cualquier otra comunidad, por ejemplo, Cataluña “Que no un País”.

Todos conocemos como Pedro Sánchez llegó al sillón de la Moncloa, “vendiendo” nuestro país a lo peor de cada casa, a los más radicales a cambio de ambiciones personales, algo que consiguió con el apoyo de Podemos, ERC, PDECAT y Bildu, entre otros, es decir, con los golpistas de Cataluña y los filotearas.

Durante estos años de gobierno Social comunista han tratado de imponernos como debe ser nuestra vida. Qué idioma debemos hablar, que podemos comer, donde podemos ir, como nos debemos comportar, como deben ser nuestras familias, quienes son buenos y malos. Se han metido en nuestras casas. Han intentado cambiar nuestra vida, para ellos existe un pensamiento único. Nos quieren como marionetas, solo para su uso.

Pero Madrid, es mucho Madrid. Aquí no han podido con nosotros. En los peores momentos de nuestra historia, Madrid ha sabido estar a la altura, ahora y siempre. Nuestra historia habla de ello, solo hace falta conocer el motivo de nuestra celebración el 2 de mayo, en los libros está. Lamentablemente, la historia también hablará del peor gobierno de la historia de España, aunque ellos pretendan borrarlo o manipularlo como nos tiene habituados, sin duda será el de Sánchez.

Te puede interesar



Madrid es una Comunidad libre, donde hacemos todo lo contrario a la imposición, nos hemos rebelado. Y no hemos podido tener mejor embajadora, la presidenta Ayuso. Ella ha continuado un legado de políticas populares que nos han permitido avanzar en todos los sentidos, la principal “La Libertad”. En Madrid la política está al servicio del ciudadano.

Resultaría mucho más fácil y mejoraría la vida de todos los españoles que el gobierno de Sánchez copiara y aplicara directamente las políticas que se llevan a cabo el Madrid, políticas de crecimiento y progreso para todos, políticas que han hecho de nuestra región la locomotora de España.

Bajada de impuestos y simplificación normativa, apoyo y ayudas para autónomos y emprendedores, un modelo educativo que garantiza la igualdad de oportunidades, garantizando la libertad de los padres para poder elegir la educación que quieren para sus hijos, educación pública, concertado, privado o especial. Una de las mejores sanidades del mundo, 7 de los 11 mejores hospitales de España y 3 de los 100 mejores del mundo están en Madrid. Un transporte publicó que vertebra social y territorialmente Madrid, con libertad de elección, sin castigar al transporte privado.

Pero no, el gobierno de Sánchez prefiere entregar el gobierno a los Comunistas, golpistas y filotearas. Estamos en sus manos, nos mienten constantemente, nos endeudan a cada uno de los españoles, utilizan las instituciones, los recursos en su propio beneficio. Un desgobierno total y absoluto que nos está llevando a la deriva.

Sus últimos movimientos continúan siendo mantenerse en el sillón a costa de todo, por ello ahora ha puesto en marcha una maquinaria electoral con el dinero de todos para tratar de comprar voluntades de cara a las próximas elecciones. Pero los españoles han visto la realidad, ellos mismos les han abierto los ojos, no son aquellos que venían para poner las instituciones al servicio de todos, son los que han venido para servirse de las instituciones. Ejemplos tenemos a diario, es tal el cúmulo de barbaridades y despropósitos de este gobierno que no nos da tiempo a asimilarlo.

Por todo ello, cada día son más los españoles que claman un cambio de gobierno en nuestro país, un cambio que vendrá de la mano del Partido Popular, un cambio que llegará con el presidente Feijoo. Lo gritan democráticamente en las urnas de cada una de las comunidades en las que se han celebrado elecciones.
Han equivocado su objetivo, Madrid es mucho Madrid.