Estados Unidos reitera que no hay condiciones básicas para unas «elecciones libres» en Venezuela

| |

Foto: Reuters

Infobae (16 de sep).- El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela e Irán, Elliott Abrams, aseguró este miércoles que no existen “condiciones básicas” para una elecciones “libres” en Venezuela en diciembre próximo y subrayó que el gobierno de Donald Trump no envió un presunto espía detenido por el régimen de Nicolás Maduro en ese país.

“No existe ninguna de las condiciones básicas para unas elecciones libres en Venezuela”, aseguró Abrams en una conferencia de prensa telefónica sobre los comicios convocados para el próximo 6 de diciembre para renovar el Parlamento de ese país.

Abrams advirtió que “no existe” libertad de prensa, ni máquinas de votación “confiables”, al tiempo que consideró continúa la “represión e intimidación” por parte de la Policía y los grupos afines al régimen de Maduro.

También observó que las reglas de juego “fueron cambiadas recientemente”, al aludir a la creación de “más de 100 nuevos escaños” para la Asamblea Nacional, mientras que la autoridad electoral “está complemente bajo control” del Gobierno.

En ese sentido, consideró que esa situación no se remediará “simplemente con un aplazamiento” -como lo ha solicitado la Unión Europea para considerar el envío de una misión de observación electoral- e indicó que quienes han elegido participar en ese proceso tienen la obligación “de exigir las condiciones necesarias internacionalmente aceptadas para unas elecciones libre y justas” y de “hablar abiertamente sobre la represión y la corrupción del régimen de Maduro”.

También advirtió de que Estados Unidos no dudará en imponer sanciones a quienes trabajen con el régimen de Maduro “para socavar la democracia”.

Presunto espía norteamericano no fue enviado por el Gobierno estadounidense

Consultado sobre el estadounidense Matthew John Heat, detenido el pasado jueves por las autoridades venezolanas y acusado por el régimen de preparar presuntas acciones de sabotaje contra varias instalaciones petroleras y militares de ese país, el diplomático dijo que se preocupan cuando reciben información sobre un ciudadano detenido en otro país.

Según Abrams, en el caso de Venezuela “es particularmente difícil”, ya que su embajada en Caracas no tiene una sección consular.

“Por todo lo que he visto, puedo decir que el Gobierno de Estados Unidos no envió al señor Heat a Venezuela”, puntualizó el funcionario, quien declinó hacer mayores comentarios.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, dijo el lunes que Heat fue detenido el pasado jueves en el estado de Falcón mientras “se encontraba realizando acciones de espionaje y de desestabilización con apoyo de militares y civiles apátridas” venezolanos.

Las labores de espionaje de Heat, dijo, consistían en recabar “información estratégica de la Refinería de Amuay -una de las más importantes del país- para la ejecución de posibles acciones de sabotaje”, prosiguió Saab, que además lo acusó de preparar acciones contra puestos militares de los estados de Zulia -fronterizo con Colombia, y una de las regiones más castigadas por la crisis que atraviesa Venezuela- y Falcón.

Abrams habla sobre informe de la ONU respecto a Venezuela

Abrams se refirió asimismo al informe presentado por una Misión Internacional que recibió el encargo de la ONU de investigar la situación en Venezuela y que apuntó de manera explícita la responsabilidad de algunos de los más altos cargos políticos de Venezuela en violaciones sistemáticas de los derechos humanos.

“Este es un informe extraordinario que viene de las Naciones Unidas”, destacó el diplomático, quien esperó tenga un “impacto” entre los Gobiernos que estén pensando en su política hacia el régimen de Maduro.

A juicio del representante estadounidense, no están “acostumbrados” a ver un “informe tan duro” por parte de la ONU.

En el informe, de 411 páginas y que se será presentado al Consejo de Derechos Humanos el próximo día 23, Maduro, sus ministros del Interior y Defensa, y los altos mandos militares, policiales y de inteligencia son considerados entre los responsables de violaciones de los derechos humanos tan graves que, en ciertos casos, constituyen crímenes contra la humanidad.

Previous

ONU reafirma que régimen venezolano cometió crímenes de lesa humanidad

Brasil: comunidad internacional debe poner fin al régimen de Maduro

Next
Artículo añadido al carrito.
0 items - $0.00