Valerie Bacot, la mujer que mató a su marido maltratador en Francia, se enfrenta a un juicio por asesinato.

El juicio por asesinato de una mujer que mató a su marido maltratador comenzó el lunes en la ciudad francesa de Chalon-sur-Saone.

En su libro Tout Le Monde Savait publicado en mayo, Valerie Bacot, de 40 años, admitió haber disparado a Daniel Polette en defensa propia en 2016. Se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua por homicidio.

“Fue con esta misma arma, en otro bosque, un día, y para evitar ser asesinado, que lo maté”, escribió Bacot.

Bacot dijo que Polette, 25 años mayor que ella, la violó por primera vez cuando tenía 12 años. En ese momento, Polette era el novio de su madre, pero Bacot se refiere a él como su padrastro en el libro.

En 1996, Polette fue condenado por violación de menores y pasó dos años y medio en prisión, dijo la abogada de Bacot, Nathalie Tomasini, a la CNN.

Bacot escribió en su libro que después de que Polette fuera liberada, comenzó a abusar de ella de nuevo y la dejó embarazada a los 17 años.

Te puede interesar



Lee también: La mujer francesa que mató a su marido maltratador queda libre tras la sentencia

“Una mañana, en el comedor, empieza a gritar porque no he guardado bien los juguetes del bebé. Se vuelve hacia mí y me da una fuerte bofetada sin previo aviso”, escribió Bacot, recordando una de las innumerables veces que Polette la golpeó.

Durante 18 años, Bacot y Polette tuvieron cuatro hijos, dos de los cuales ayudaron a enterrar el cuerpo de su padre después de que Bacot le disparara. En 2019, cada uno recibió una sentencia suspendida de seis meses por ocultar un cuerpo humano, dijo el abogado de Bacot.

Durante la investigación, los menores hablaron de los incesantes abusos que sufría su madre a manos de Polette. Según los documentos judiciales, el psiquiatra designado por el tribunal dijo que Bacot estaba “claramente bajo el control de Polette”.

Bacot declaró a la policía que Polette la sometió a repetidas palizas y la obligó a prostituirse.

En varias ocasiones, Polette supuestamente le dijo a Bacot que si lo dejaba, la mataría a ella y a sus hijos.

“No te preocupes: un día te irás de aquí”, le dijo Polette la primera vez que le hizo tal amenaza, según recuerda Bacot en su libro.

“¡Pero primero serán los pies, y los niños también!”

Los fiscales han dicho que el asesinato de Polette fue premeditado; los abogados de Bacot lo niegan.

En enero, sus partidarios lanzaron una petición en línea para mantener a Bacot fuera de la cárcel, y hasta ahora ha recibido más de 580.000 firmas.

Se espera que el juicio dure cinco días.

El caso de Bacot recuerda al de Jacqueline Sauvage, una mujer francesa que fue condenada a 10 años de prisión tras ser declarada culpable de disparar a su marido tres veces por la espalda con una escopeta en 2012, justo un día después de que su hijo se ahorcara.

Después de pasar tres años entre rejas, la Sra. Sauvage fue liberada en 2016 cuando el entonces presidente François Hollande le concedió un indulto.

Las ONG han dado la voz de alarma sobre los feminicidios en Francia. Solo este año, 43 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o maridos, según el grupo de defensa Feminicides par compagnon ou ex, frente a las 90 mujeres de 2020, según el ministro de Justicia francés, Eric Dupond-Moretti. El Ministerio del Interior francés registró 146 feminicidios en 2019.

Con información de CNN


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]