Rusia anuncia un bombardeo “masivo” de las líneas del frente ucraniano

Los ataques se producen tras los reveses sufridos por Moscú en la región de Járkov y otras zonas del noreste de Ucrania.

Rusia anunció el martes (13.09.2022) que está llevando a cabo un bombardeo masivo en todos los frentes de Ucrania y acusó a las fuerzas ucranianas de “torturar y castigar” a los civiles en los territorios que ha recapturado en el marco de su contraofensiva.

Los ataques rusos se produjeron después de que sus fuerzas se vieran obligadas a retirarse de varias zonas del noreste de Ucrania, incluida la región de Járkov, tras una contraofensiva relámpago del ejército ucraniano.

Los movimientos territoriales representan uno de los mayores reveses para Rusia desde que sus tropas se vieron obligadas a retirarse de las afueras de Kiev al comienzo de la guerra, aunque Moscú ha dicho que no busca una paz negociada en este momento.

“Las fuerzas aéreas y de artillería están llevando a cabo ataques masivos contra unidades de las fuerzas armadas ucranianas en todas las direcciones operativas”, dijo el Ministerio de Defensa ruso en su informe diario sobre el conflicto.

También se dispararon proyectiles de “alta precisión” contra posiciones ucranianas en los alrededores de Sloviansk y Konstantinovka, en la región oriental de Donetsk.

Te puede interesar



La contraacusación de Putin
El Kremlin también acusó al ejército de Kiev de torturar a los civiles que viven en los territorios recientemente reconquistados.

Las acusaciones de Rusia se produjeron poco después de que Kiev afirmara haber encontrado cuatro cadáveres de civiles con signos de tortura en la localidad recapturada de Zaliznichne, en el este del país.

El martes, Rusia también denunció lo que calificó de “parcialidad y politización crecientes” de la ONU en relación con las críticas a Moscú por parte de su máximo órgano de derechos humanos, guardando silencio sobre las “violaciones” de los países occidentales.

Las fuerzas ucranianas lanzaron su contraofensiva a principios de septiembre, tomando aparentemente por sorpresa al ejército ruso.

Según las autoridades ucranianas, los soldados ucranianos han reconquistado amplias zonas de territorio y ciudades como Izium, Kupiansk y Balakliya en el noreste y unos 500 kilómetros cuadrados en la región de Kherson en el sur.

Las fuerzas ucranianas en la región de Járkov han reconquistado más de 300 asentamientos y zonas que albergan a unas 150.000 personas desde el 6 de septiembre, declaró el viceministro de Asuntos Exteriores, Ganna Maliar.

gs (afp, eff, ap,dw)


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]