El joven que dijo ser víctima de una agresión homófoba en Madrid se retracta de las acusaciones.

“Esta falsa acusación no puede impedirnos describir lo que es cierto. La realidad que sufren las personas de diferentes orientaciones sexuales, desgraciadamente”, dijo el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Un español que afirmó haber sido víctima de un ataque homófobo en Madrid, desatando la indignación, se retractó y dijo que se había inventado la historia.

“El joven que denunció el domingo una agresión en el barrio madrileño de Malasaña ha decidido rectificar su declaración inicial y ha dicho que las lesiones denunciadas inicialmente fueron consentidas”, han informado a AFP fuentes del Ministerio del Interior.

El joven de 20 años dijo que fue atacado por ocho hombres enmascarados a la entrada de su edificio en el popular barrio madrileño de Malasaña. Los agresores, que utilizaron insultos homófobos, le cortaron con un cuchillo el labio inferior y le marcaron la palabra “maricón” en la nalga.

Lucha política en España

La agresión, que ya ha sido desmentida, provocó un aluvión de condenas y controversias políticas después de que los partidos de izquierda acusaran al partido de extrema derecha Vox de fomentar los ataques homófobos, mientras que este último sugirió que los atacantes podrían ser inmigrantes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocó una reunión de la comisión contra los delitos de odio y expresó su “rotunda condena” por los hechos.

Te puede interesar



Durante su visita a Gijón para presentar la nueva ley de formación profesional, un día después de que el joven de 20 años dijera que había sido víctima de una agresión homófoba, Sánchez mostró “solidaridad, afecto y empatía” hacia las personas LGTBI, a las que prometió que el Gobierno central seguirá poniendo “medidas e instrumentos sobre la mesa para acabar con este incremento de los delitos de odio”.

“Esta falsa acusación no puede impedirnos describir lo que es cierto. La realidad que, desgraciadamente, sufren las personas de diferentes orientaciones sexuales”, dijo el jefe del gobierno central.

Podemos ataca a VOX

Por su parte, el partido Podemos, socio minoritario de la coalición de gobierno, escribió este miércoles en las redes sociales que “VOX ha sembrado el odio en el país contra un colectivo que ahora está sufriendo ataques violentos en nuestras calles.”

Tras conocer el desmentido, la ministra de Igualdad, Irene Montero, de Podemos, ha pedido que no se minimicen este tipo de agresiones: “Los delitos de odio contra el colectivo LGTBI aumentaron un 43% en el primer semestre de 2021. El árbol no debe impedirnos ver el bosque”.

En declaraciones a la televisión La Sexta, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, calificó de “anecdótico” que el ataque acabara siendo falso, ya que “los delitos de odio aumentaron” un 9% en el primer semestre de 2021.

Sin embargo, el Partido Popular le reprochó sus críticas: “¿Sabía Marlaska esta mañana, cuando acusaba a otros grupos políticos de generar odio, que todo era falso? Si lo sabía, mal, si no, peor”, escribió en las redes sociales Teodoro García Egea, secretario general del partido.

“Qué impotencia y qué rabia”.

También se criticó a la falsa víctima. “Este idiota acaba de dar alas a toda la palabrería ultra y a todos los agresores. Qué impotencia y qué rabia”, escribió el activista y cineasta Javier Giner (@j_giner) en Twitter.

El ataque se produjo apenas dos meses después del asesinato de un joven gay en el noroeste del país, Samuel Luiz, un trabajador de 24 años nacido en Brasil que murió tras una paliza en A Coruña, cuya motivación se sospecha que fue homófoba, y que provocó grandes protestas.

POCO (dpa, AFP, EFE/DW)