Los talibanes reciben la primera visita oficial de un alto funcionario extranjero.

El ministro de Asuntos Exteriores de Qatar se reunió con miembros clave del nuevo gobierno talibán en el palacio presidencial de Kabul. Su país está desempeñando un papel clave en la evacuación de miles de personas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Qatar y el viceprimer ministro del país visitaron brevemente Afganistán el domingo (12.09.2021), convirtiéndose en el diplomático de más alto rango que visita el país desde que los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto. “El ministro de Asuntos Exteriores de Qatar, Mohammed bin Abdul Rahman Al Thani, llegó a Kabul y se reunió con los líderes del Emirato Islámico de Afganistán en el palacio presidencial”, confirmó a Efe un portavoz talibán, Bilal Karimi.

El funcionario talibán publicó en Twitter fotos de la reunión, en las que aparecían Al-Thani y el nuevo primer ministro afgano, el mulá Mohammad Hassan Akhund, mientras que en las redes sociales circulaban fotos de él con el ex presidente Hamid Karzai. También asistieron a la reunión otros altos cargos talibanes, como Sirajuddin Haqqani, nuevo ministro del Interior de Afganistán, y el ministro de Defensa, Mullah Yaqoob Mujahid.

Qatar ha desempeñado durante mucho tiempo el papel de mediador en Afganistán, organizando las conversaciones de los talibanes con Estados Unidos bajo el mandato del ex presidente Donald Trump y, posteriormente, con el gobierno afgano del ya desaparecido presidente Ashraf Ghani. También apoya a las decenas de miles de afganos que han sido evacuados en las últimas semanas de la ocupación liderada por Estados Unidos mientras se tramitan sus solicitudes de asilo antes de dirigirse a otros países.

Otro portavoz talibán, Naeem Wardak, dijo que “durante la reunión, las dos partes discutieron las relaciones bilaterales, la ayuda humanitaria, el futuro desarrollo económico de Afganistán y las interacciones internacionales con el Emirato Islámico.” Según los talibanes, el ministro de Exteriores qatarí “felicitó” a la formación islamista por su “conquista” y destacó las buenas relaciones de su país con Afganistán.

Ningún país ha reconocido oficialmente al nuevo gobierno talibán, y sólo tres lo hicieron durante el primer reinado de los islamistas de línea dura, de 1996 a 2001.

Te puede interesar



lgc (afp/efe/dw)


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]