Los talibanes afirman haber capturado la provincia de Panshir, controlada por los rebeldes.

Los líderes de la resistencia niegan esta afirmación y dicen que siguen luchando contra la milicia islamista, a la que acusan de cometer crímenes de guerra.

Fuentes vinculadas a los talibanes dijeron el viernes (03.09.2021) que la milicia islamista había tomado el control del valle de Panshir, en el norte de Kabul, donde los rebeldes se habían atrincherado contra el nuevo régimen. Sin embargo, el líder de la resistencia rechazó los informes y dijo que sus fuerzas, formadas por voluntarios y personal del ejército, seguían luchando.

“Por la gracia de Alá Todopoderoso, controlamos todo Afganistán. Los insurgentes han sido derrotados y Panshir está ahora bajo nuestro dominio”, dijo un comandante talibán. Los milicianos apostados en Kabul hicieron disparos al aire en señal de celebración, aunque Amrullah Saleh, ex vicepresidente y líder de la resistencia, dijo que seguía en el valle de Panshir y que los combates no habían cesado.

“Definitivamente estamos en una situación complicada. Estamos asediados por los talibanes, pero hemos mantenido nuestras posiciones, hemos resistido”, dijo Saleh en un vídeo. Más tarde escribió en Twitter que “la resistencia continúa y continuará”. Estoy aquí con mi tierra, por mi país y para defender su dignidad. Los informes de los talibanes decían que Saleh había huido a Kazajistán.

El político, que se ha autoproclamado presidente de Afganistán, acusó en Twitter a los talibanes de cometer crímenes de guerra. “Han bloqueado el acceso de la ayuda humanitaria a Panshir”, han utilizado a jóvenes de la provincia para marchar sobre los campos de minas y han cortado las líneas eléctricas y telefónicas. “No respetan el derecho internacional. Pedimos a los líderes mundiales y de la ONU que tomen nota de este comportamiento claramente criminal y terrorista de los talibanes”, dijo.

Noticias falsas

Ebadullah Saleh, hijo de Amrullah, también negó la caída de Panshir. Otro líder de la resistencia, Ahmad Massoud, dijo que tales informes habían comenzado a circular en la prensa paquistaní, “y son falsos”. La región, que está rodeada de montañas y sólo tiene un pequeño acceso difícil de atacar, permaneció inexpugnable durante la invasión soviética y también durante el primer gobierno talibán (1996-2001).

Te puede interesar




Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]