La ONU publica una cruda evaluación del estado del cambio climático.

El aleccionador informe encuentra “pruebas inequívocas de que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra”.

El cambio climático está alterando la Tierra de un modo “sin precedentes” en miles de años -y en algunos casos, en cientos de miles de años-, según un informe demoledor publicado el lunes por Naciones Unidas.

El aleccionador informe también revela que algunos cambios que ya están en marcha, como el calentamiento de los océanos y el aumento del nivel del mar, son “irreversibles durante siglos, incluso milenios”.

El informe es la evaluación más completa realizada por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU desde 2013 y proporciona el argumento más sólido hasta la fecha sobre el calentamiento global causado por el hombre, afirmando que es “inequívoco que la influencia humana ha calentado la atmósfera, el océano y la tierra”.

El informe también constata que el cambio climático se está intensificando, se produce a un ritmo acelerado y ya está afectando a todas las regiones del planeta.

“Hace décadas que está claro que el clima de la Tierra está cambiando, y el papel de la influencia humana en el sistema climático es indiscutible”, dijo Valérie Masson-Delmotte, copresidenta del Grupo de Trabajo I del IPCC, en un comunicado.

Te puede interesar



Ko Barrett, vicepresidente del IPCC y asesor principal sobre el clima de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, declaró a NBC News que el informe demuestra que, independientemente de lo que hagan los humanos, el futuro será más cálido que el actual.

“Puede ser desmoralizante o deprimente pensar que tanto es irreversible durante un largo periodo de tiempo”, dijo Barrett. “Pero la buena noticia es que estos cambios irreversibles pueden frenarse con reducciones rápidas, profundas y sostenidas de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

El IPCC, creado a finales de la década de 1980, está formado por miles de científicos de 195 gobiernos miembros que revisan las últimas investigaciones publicadas y revisadas por expertos sobre el calentamiento global y recopilan los resultados en un informe sobre el estado actual del clima. La evaluación, que incluye una revisión de los riesgos e impactos futuros del cambio climático, representa en general un consenso dentro de la comunidad científica. Más de 230 autores han contribuido al último informe.

La evaluación se produce a menos de tres meses de que los líderes mundiales se reúnan del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow (Escocia) para la conferencia de la ONU sobre el cambio climático de 2021. Se espera que los países establezcan objetivos ambiciosos de reducción de emisiones para 2030, y es probable que las conclusiones del IPCC ocupen un lugar destacado en los debates.

John Kerry, ex secretario de Estado y enviado especial del presidente de EE.UU. para el clima, dijo en una declaración que el informe debería obligar a los líderes a tomar medidas enérgicas para poner al mundo en la senda de las emisiones netas cero para mediados de siglo.

“Lo que el mundo necesita ahora es una acción real. Todas las grandes economías deben comprometerse a tomar medidas enérgicas contra el cambio climático en esta década crítica”, afirmó. “Podemos lograr la economía baja en carbono que necesitamos urgentemente, pero el tiempo no está de nuestro lado”.

El informe afirma que las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas han provocado el calentamiento del planeta a un ritmo no visto en al menos 2.000 años. Se estima que el cambio climático provocado por el hombre se ha calentado alrededor de 1,1 grados centígrados desde 1850-1900, el primer periodo del que se dispone de mediciones fiables de las temperaturas de la superficie del planeta, escriben los autores.

Además, el informe señala que se espera que las temperaturas globales se calienten más de 2 grados centígrados este siglo “a menos que se consigan reducciones significativas de las emisiones [de dióxido de carbono] y otros gases de efecto invernadero en las próximas décadas”.


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]