James Caan, actor de ‘El Padrino’ y ‘Misery’, muere a los 82 años

Por su papel de Sonny Corleone en el primer capítulo de «El Padrino», Caan recibió una nominación al Oscar al mejor actor de reparto.

El actor James Caan, que hizo historia en el cine al interpretar a Sonny Corleone en la saga de ‘El Padrino’, falleció el miércoles por la noche a los 82 años de edad, según anunció este jueves (07.07.2022) su familia a través de su perfil de Twitter.

Por su papel en la primera parte de «El Padrino», Caan recibió una nominación al Oscar al mejor actor de reparto. Su filmografía incluye otros títulos como ‘The Rain People’ (también dirigida por Francis Ford Coppola), ‘El Dorado’ (junto a John Wayne), ‘Brian’s Song’, ‘Rollerball’ y ‘A Bridge Too Far’.

Eternamente ligado al Hollywood de los 70, Caan será recordado por muchos por la dramática muerte de su personaje, Sonny Corleone, asesinado en un peaje de Long Island por los hombres de Barzini en una de las escenas más famosas de ‘El Padrino’.

Fue esta película, en la que compartió pantalla con Marlon Brando y Al Pacino, la que le catapultó a la fama mundial, pero curiosamente estuvo a punto de no interpretar el papel, ya que los estudios Paramount prefirieron a Carmine Caridi. Afortunadamente, para él, Coppola lo prefirió y ganó.

Nacido en 1940 en el Bronx, Nueva York, el característico acento de James Caan y su rostro duro y serio se han convertido en una marca registrada en muchos de sus personajes.

Te puede interesar



Entre sus actuaciones más memorables se encuentra el telefilme de 1971 «Brian’s Song», en el que interpreta al atleta Brian Piccolo, enfermo de cáncer en la cima de su éxito. La discreta, pero dramática actuación de Caan hizo que la crítica calificara la película como una de las mejores del año.

El papel convenció a Coppola para que le diera un papel en El Padrino al año siguiente. Anteriormente, el director y el actor habían trabajado juntos en «The Rian People» (1969), pero los productores cortaron su aparición en pantalla al dudar de sus capacidades interpretativas.

Tras convencer al mundo de su talento en el celuloide, apareció en «Rollerball» (1975), «A Bridge Too Far» (1977) y «Thief» (1981), que declaró ser su interpretación más orgullosa.

En la década de 1980, probó suerte en la dirección con Hide in Plain Sight, un fracaso de taquilla que no recuperó la inversión de MGM y que Caan achacó a una mala estrategia del estudio.

gs (efe, afp, dw)


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]