Conéctate con nosotros

Noticias Mundo

Inglaterra exige cuarentena obligatoria por USD 2.400 en hoteles para los viajeros que lleguen desde países de la “lista roja”

Publicado

en

uk quarantine scaled

Un proceso de aislamiento en hoteles designados por el Gobierno británico inició este lunes para viajeros que provengan de países en “la lista roja”, el mismo día en que el Reino Unido comienza una nueva fase del programa de inmunización contra el nuevo virus, vacunando a mayores de 65 años.

La cuarentena en hoteles ha empezado a aplicarse para los británicos, irlandeses y los residentes en el Reino Unido que entren en Inglaterra y que en los últimos diez días hayan estado en alguno de los 33 países que integran la “lista roja”, que incluye a toda Sudamérica, Panamá y Portugal.

Esto se hace oficialmente con el fin de reforzar las fronteras ante los reportes de nuevas variantes del coronavirus, como la sudafricana y la brasileña, lo que produce inquietud de que las vacunas sean menos efectivas con esas cepas.

Los viajeros de países en riesgo que llegaron hoy a los principales aeropuertos de Inglaterra, entre ellos Heathrow y Gatwick, fueron conducidos en autobuses a los hoteles designados por el Gobierno para hacer la cuarentena obligatoria de 10 días.

Ciudadanos deben costear su propia cuarentena obligatoria

Como parte de este programa, los pasajeros deberán hacerse cargo del coste, fijado en 1.750 libras (2.000 euros, 2.400 dólares) por persona, mientras que son 16 los hoteles asignados, con 4.962 habitaciones, según el ministerio de Sanidad.

Te puede interesar

Los afectados no podrán salir de sus habitaciones y habrá vigilancia para asegurar que cumplen con las medidas. Quienes se nieguen a realizar la cuarentena en los hoteles pueden afrontar una multa de hasta 10.000 libras (11.300 euros). Y mentir en el formulario de llegada ocultando haber estado en un país de la “lista roja” supone una pena de prisión de hasta 10 años.

Las reacciones han sido diversas frente a la premisa de permanecer en una habitación por más de 10 días, con muy poca movilidad, a un costo imprevisto.

Charlie Islam-Harry, directora del Hotel St Giles, junto al aeropuerto londinense de Heathrow, comenta al respecto que “No puede ser fácil para ellos estar encerrados en una habitación 10 días, sin ir a ningún lado, así que realizamos comprobaciones, nos aseguramos de que están bien”.

En su recepción, una cámara térmica capta si el recién llegado tiene fiebre, hay desinfectante de manos junto a los ascensores y se realiza un protocolo especial de limpieza.

(Con información de EFE y AFP)

Seguir leyendo
Coméntanos tu opinión
Publicidad

Destacadas