El ataque a Chernóbil hace temer una fuga de radiación en Ucrania

El OIEA dijo que se ha perdido la transmisión de datos en Chernóbil y en la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa. La agencia dijo que la interrupción de los flujos de datos en ambos sitios era preocupante.

El temor a una posible fuga de radiación en la central nuclear de Chernóbil ha aumentado después de que la empresa nacional de energía ucraniana anunciara que todas las instalaciones de la zona de exclusión de Chernóbil han sido completamente apagadas y se encuentran sin electricidad.

Sin electricidad, será difícil enfriar las piscinas que contienen residuos nucleares peligrosos y filtrar el aire dentro del vasto edificio de contención que alberga los restos del reactor que fue destruido en un infame desastre en el sitio en 1986.

Anteriormente, el mismo día en que Rusia invadió Ucrania, las tropas rusas se apoderaron de la ya desaparecida central de Chernóbil, escenario de una catástrofe en 1986 que mató a cientos de personas y extendió la contaminación radiactiva por toda Europa occidental.

Sin refrigeración, la temperatura del agua aumenta la tasa de evaporación

Como informa New Scientist, el combustible nuclear gastado de los antiguos reactores de Chernóbil se almacena en un gran estanque de refrigeración que se repone constantemente con agua fresca y fría para mantener su temperatura.

A falta de suministro eléctrico, del que el gobierno ucraniano dice que carece ahora el emplazamiento, esta refrigeración se ha detenido, lo que ha permitido que la temperatura del agua aumente y la tasa de evaporación también.

Te puede interesar



Esto podría generar una dosis peligrosa de material radiactivo para el personal de la planta. Sin embargo, como informa Live Science, algunos expertos en energía nuclear han advertido que, dado que las barras de combustible gastadas tienen ya 22 años y están mucho más frías que antes, es poco probable que se produzca un suceso de este tipo.

Capacidad de alimentación para 48 horas

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, dijo el miércoles en Twitter que “los generadores diésel de emergencia tienen una capacidad de 48 horas para alimentar” la planta, pero añadió que “después de eso, los sistemas de refrigeración de la instalación de almacenamiento de combustible gastado se apagarán”.

El operador energético de Kiev, Ukrenergo, dijo que las operaciones militares significaban que no había “ninguna posibilidad de restablecer las líneas” en Chernóbil y que no había energía para los sistemas de seguridad del sitio.

Las fuerzas rusas bombardean la central nuclear de Zaporiyia
Por su parte, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) dijo que también se perdió la transmisión de datos en la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa.

Las fuerzas rusas bombardearon y capturaron la planta de Zaporiyia el 4 de marzo, provocando un incendio que alarmó a Europa sobre un posible desastre nuclear.

Preocupante pérdida de transmisión

La razón de la pérdida de transmisión en Zaporiyia no estaba clara y la interrupción de los flujos de datos en ambos sitios era preocupante, dijo el OIEA. La transmisión al OIEA también se perdió en Chernóbil, según informó la agencia el martes.

“La transmisión a distancia de datos de los equipos de vigilancia del OIEA situados en instalaciones nucleares de todo el mundo es una parte importante de la aplicación de nuestras salvaguardias, en Ucrania y en todo el mundo”, dijo el director general del OIEA, Rafael Grossi.

“Estos sistemas (…) nos permiten vigilar los materiales y las actividades nucleares en estos lugares cuando nuestros inspectores no están presentes”.

POCO (AFP, Live Science, New Scientist,dw)


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]