Ataque terrorista en Viena deja al menos siete muertos y varios heridos

| |

Pánico en Austria, cuando en horas de la noche del lunes dos de noviembre varios sujetos armados empezaron a disparar armas automáticas en un distrito judío de Viena. La zona adyacente a un café y la principal sinagoga de la ciudad vieron interrumpida su tranquilidad ante la ola de atentados yihadistas que sacude Europa occidental. Hace menos de una semana Francia entró en conmoción tras los ataques, en el medio de un encierrro ante una amenaza invisible —también proveniente de Asia— el terrorismo se asoma.

Fuerzas policiales austríacas están desplegadas en Viena tras los ataques, que incluyeron la detonación de al menos un artefacto explosivo de fabricación casera. Tras el ataque y la confrontación con las fuerzas del orden, uno de los terroristas fue eliminado, otro se inmoló con otro artefacto explosivo. Múltiples localidades fueron el objetivo de los atacantes que se desplegaron para sembrar el terror en la capital austríaca.

El ministro del interior de Austria, Karl Nehammer expresó en unas breves declaraciones que el ataque involucra a varios sospechosos. La policía vienesa pidió a la ciudadanía no subir fotos o vídeos del ataque, y distribuyó en twitter un enlace para subir contenido audiovisual para ayudar a las autoridades.

Los acontecimientos en pleno desarrollo incluyen intercambio de disparos de armas de fuego automáticas entre los atacantes y la policía. Actualmente escuadrones de lucha antiterrorista de las fuerzas armadas hacen presencia en la ciudad. La sinagoga Stadttempel, objetivo de los terorristas estaba cerrada y los atacantes abrieron fuego en las cercanías. Aun así cinco otras localidades de Viena fueron objeto de los ataques.

Comunidad judía mundial se manifiesta ante ataques

La Liga Anti Difamación y el Comité Judío Americano expresaron en sus cuentas de twitter su rechazo ante los ataques y el apoyo a los familiares de las víctimas.

Este ataque terrorista pareciera tener relación con los anteriores, Europa pareciera haberse rendido ante el terror y el coronavirus. La comunidad judía y las autoridades recomiendan a los vieneses mantenerse a resguardo.

Estado Islámico en la mira


La nueva conquista del Islam —que a fuerza de conversos y nativos, con los petrodólares del Wahabbismo de las familias reales del Golfo Persa se ha posicionado— en Europa busca la adaptación de los países a los inmigrantes, no la adaptación de los inmigrantes a la sociedad que los acoge. Muchos de estos terroristas son hombres jóvenes que sienten que su prospecto de vida sólo va hacia adelante siguiendo los preceptos del Islam en su faceta más radical.

El —venido a menos— Estado Islámico no se ha tardado en revindicar los atentados terroristas de Francia y ahora los de Austria. La organización terrorista que surge tras la ocupación ilegal de Irak tras el derrocamiento de Saddam Hussein a manos de una coalición liderada por Estados Unidos en 2003 estremeció a la sociedad occidental con su irrupción la década pasada. Guapos y apoyados por fuerzas de inteligencia francesas, inglesas y americanas, las células durmientes del Califato se hacían pasar por opositores «moderados» a gobiernos nacionalistas como los de Bachar el Asad o Muammar Gaddafi, obtienen apoyo y pertrechos para desestabilizar la región.

El califato islámico moderno vio buena parte de su estructura desmantelada tras la victoria que surge luego de que la mano de obra rusa e iraní que el gobierno de El Asad aplicara en Siria —a pesar de la desestabilización occidental que apuesta por la balcanización de ese estado, considerado por los árabes «la última democracia secular del Medio Oriente.» Aunado a las operaciones rusas e iraníes en Siria, Estados Unidos ha hecho su parte en querer financiar y atizar sólo el lado del conflicto que les conviene dadas sus relaciones bilaterales con otros gobiernos de la región.


Continúa leyendo


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0.00