Junta de Andalucía suspende vacunación tras la muerte de 46 ancianos en un asilo

La Junta de Andalucía suspendió la vacunación en un asilo de ancianos —Nuestra Señora del Rosario— ubicado en Los Barrios de Cádiz, luego de que 46 de los mayores de edad —que se vacunaron en enero— fallecieran a causa de COVID-19, según informó el diario español ABC.

Tanto a los ancianos como a los trabajadores del centro asistencial —ambos pertenecientes al grupo de alto riesgo— fueron los primeros a los que les administraron la primera dosis de la vacuna de Pfizer.

Sin embargo, como consecuencia de estas muertes la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía tuvo que intervenir el centro asistencial privado el pasado 4 de febrero y suspender el programa.

Este incidente viene de ser inspeccionado por los servicios sanitarios de Andalucía desde el pasado 12 de enero, cuando murieron 4 personas; ya para el 18 de enero eran ocho los fallecidos y el 28 del primer mes del año llegaron a 30 los ancianos muertos, llegando a 46 fallecidos este 9 de febrero. “Ante el riesgo inminente para la salud pública, y en particular para los trabajadores de este centro, al no poderse garantizar el actual protocolo de desinfección y aislamiento de los casos positivos”, señaló la Junta.

Aunque parezca insólito, ya en Los Barrios había ocurrido un caso similar, en el asilo de Sancti Petri, donde también ya han fallecido 22 ancianos a causa de un brote de COVID-19 que contagio a 79 residentes de la institución y 24 trabajadores.

Muchos de los programas de vacunación contra el COVID-19 se han visto suspendidos en los últimos días debido a diversas fallas que presentan las dosis, la efectividad escasa contra las nuevas cepas de la enfermedad y en algunos casos desafortunados como el ocurrido en Andalucía donde las consecuencias son fatales.

Te puede interesar




Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]