Walmart, FedEx y UPS aumentarán sus operaciones para aliviar los cuellos de botella de la cadena de suministro, dice Biden

Los retrasos en los principales puertos estadounidenses de California han duplicado el tiempo que tardan algunos productos en llegar desde Asia. La administración Biden promete un “sprint de 90 días”.

El presidente Joe Biden anunció el miércoles que tres de los mayores transportistas de mercancías de Estados Unidos, Walmart, FedEx y UPS, redoblarán sus esfuerzos para solucionar los problemas de la cadena de suministro, después de que los minoristas ya hayan empezado a advertir que algunos productos podrían no llegar a las estanterías antes de las fiestas.

“Nunca más nuestro país y nuestra economía deberían ser incapaces de fabricar productos críticos que necesitamos porque no tenemos acceso a los materiales para fabricar ese producto”, dijo Biden en un discurso. “Nunca más deberíamos tener que depender demasiado de una empresa o de un país o de una persona en el mundo, especialmente cuando los países no comparten nuestros valores cuando se trata de normas laborales y medioambientales”.

Altos funcionarios de la administración dijeron en una llamada el martes por la noche que los transportistas “se comprometerán a pasar a trabajar 24 horas al día, 7 días a la semana, durante las horas de menor actividad” en los puertos clave del sur de California.

Biden se reunió el miércoles con los dirigentes del Puerto de Los Ángeles, el Puerto de Long Beach (California) y el sindicato International Longshore and Warehouse Union para hablar de la congestión en los puertos y de la ampliación del horario. La Casa Blanca también se reunió con ejecutivos de Walmart, UPS y Home Depot para tratar los problemas de la cadena de suministro.

“El gobierno federal será un socio fuerte y dispuesto en este esfuerzo a corto plazo, pero también en la reconstrucción de un mejor sistema para el siglo XXI”, dijeron los funcionarios. “Trabajaremos con las partes interesadas de toda la cadena de suministro durante un sprint de 90 días hasta finales de año para solucionar y aliviar muchos de los cuellos de botella que podemos resolver rápidamente”.

Te puede interesar



Los retrasos logísticos en los puertos de embarque, provocados en parte por la escasez de trabajadores y los brotes de Covid, han duplicado el tiempo que tardan algunos productos en llegar desde Asia a Estados Unidos.

Los retrasos, que han persistido durante meses, han hecho que los minoristas se apresuren a solucionar los cuellos de botella, incluso fletando sus propios buques de carga privados para sortear la congestión, antes de la temporada de compras navideñas.