Primer trasplante simultáneo de cara y manos realizado con éxito en EE.UU.

Seis meses después de recibir un inédito trasplante de rostro y manos, Joe DiMeo ya muestra signos de progreso al aprender nuevamente a sonreír, parpadear y tomar objetos. El estadounidense de 22 años fue operado en agosto de 2020, dos años después de experimentar unas fuertes quemaduras en un accidente vehicular.

Los expertos indican que el procedimiento médico realizada en el hospital NYU Langone Health habría sido un éxito, pero señalan que todavía tomará tiempo asegurar esto.

En Estados Unidos se han realizado al menos 18 trasplantes faciales y 35 de manos, de acuerdo con la United Network for Organ Sharing (UNOS por sus iniciales en inglés)

Cirujanos estadounidenses han completado al menos 18 trasplantes faciales y 35 de manos, según la United Network for Organ Sharing (UNOS por sus iniciales en inglés). Sin embargo, los trasplantes simultáneos de rostro y de las dos manos son bastante raros. El primer intento fue a un francés de 2009 que murió un mes después por problemas vinculados a la operación. Luego en 2011, cirujanos de Boston hicieron otro intento en una mujer que fue atacada por un chimpancé, no obstante a los pocos días tuvieron que retirarle las manos trasplantadas.

Bohdan Pomahac, cirujano del hospital Brigham and Women’s de Boston, quien encabezó el segundo intento de una operación de esta natuaraleza, señaló: «El hecho de que lo hayan logrado es fantástico. Sé de primera mano que es sumamente complicado. Es un éxito tremendo».

descarga 8
Joe DiMeo antes del accidente y después del trasplante

Joe DiMeo, oriundo de Nueva Jersey, tendrá que tomar medicamentos el resto de su vida para evitar que su cuerpo rechace los trasplantes, y también se someterá a una rehabilitación continua para aumentar la sensibilidad en su nuevo rostro y manos.

Te puede interesar



El accidente y el donante

DiMeo sufrió un accidente después de quedarse dormido mientras manejaba luego de un turno nocturno como agente de una compañía farmacéutica. El vehículo se volcó y se incendió. Otro conductor que fue testigo del accidente se detuvo y rescató a DiMeo.

Después de estar dos meses en coma inducido, se le aplicaron dos decenas de cirugías reconstructivas hasta que se hizo evidente que las operaciones convencionales no lo ayudarían a recuperar la visión completa y usar las manos. Por lo tanto su equipo médico empezó a prepararse en 2019 para el arriesgado trasplante.

De inmediato el equipo de doctores enfrentó complicaciones, sobre todo la dificultad de hallar un donante. Los médicos estimaban que sólo había un 6 % de posibilidades de encontrar una coincidencia compatible con su sistema inmunológico. También querían encontrar a alguien del mismo género, tono de piel y mano dominante.

El equipo finalmente identificó a un donante en Delaware a primeros de agosto y días después se realizó el procedimiento de 23 horas de duración.

Con información de AP