Powell confirma que no pertenece al equipo legal de Trump y vaticina una demanda “bíblica” contra “fraude masivo”

La abogada Sidney Powell, quien hasta el día de hoy había actuado y había sido reconocida como miembro del equipo legal de Trump, confirmó que no pertenece formalmente al grupo de abogados oficiales de la campaña del presidente de EE.UU.

sidney powell

Esto lo hizo en respuesta a un comunicado publicado hace pocas horas del equipo legal de Donald Trump en el que se dejaba claro que ella actuaba en su propia capacidad para apoyar con acciones legales relacionadas con la misma causa.

El comunicado del abogado Rudy Giuliani y la principal asesora jurídica de la campaña de Trump, reza: “Sidney Powell está ejerciendo la abogacía por su cuenta. No es miembro del equipo legal de Trump. Tampoco es abogada del presidente a título personal”.

La ex fiscal federal Powell afirmó en otras declaraciones que “seguiré representando a #WeThePeople, cuyo voto para Trump y otros republicanos fue robado por un fraude masivo a través de Dominion y Smartmatic, y presentaremos la demanda pronto”. El 11 de noviembre, Powell dijo que su demanda de fraude “será bíblica”.

Powell aseguró que algunos funcionarios electorales, incluyendo republicanos, habían sido parte de un esquema de pago de sobornos con Dominion Voting Systems, empresa que provee servicios de software de votación. Powell le dijo a Newsmax que: “Tenemos toneladas de pruebas; son tantas que es difícil reunirlas todas”, dijo Powell a Newsmax.

Sidney Powell ha comentado varias veces que es una abogada, no una portavoz mediática. Su argumento es que presentará todo de forma fehaciente en las cortes.

Te puede interesar



En su comunicado mantiene: “La evidencia que estoy recopilando es abrumadora, de que esta herramienta de software fue utilizada para cambiar millones de votos del presidente Trump y otros candidatos republicanos a Biden y otros candidatos demócratas”, agregó. “Estamos procediendo a preparar nuestra demanda y planeamos presentarla esta semana. Será épico”.

Dominion ha negado en varios medios todas las acusaciones de manipulación electoral que se han hecho en su contra. Según la empresa, el equipo de campaña de Trump se ha dedicado a vender mentiras.

La firma con sede en Toronto dice “el acceso al sistema de adjudicación reside en la autoridad electoral que lo utiliza” y que “el sistema se controla a través de cuentas de usuario seguras y verificables, y todos los ajustes relativos a la voluntad de los votantes se registran de forma segura en el sistema y luego se registran en la imagen digital de la boleta”.

Asimismo, el comunicado asevera: “Los empleados de Dominion no tienen acceso al sistema de adjudicación [de encuestas], ni lo operan”.