Las tropas estadounidenses podrían permanecer en Kabul después del 31 de agosto

El ex presidente afgano Ashraf Ghani ha declarado que está “en conversaciones” para regresar a su país tras huir a los Emiratos Árabes Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó el miércoles (18.08.2021) que las tropas estadounidenses podrían permanecer en Kabul después de la fecha límite del 31 de agosto para la retirada de todas las fuerzas internacionales.

“Si todavía hay estadounidenses allí, nos quedaremos hasta que podamos sacarlos a todos”, dijo Biden en una entrevista con ABC News, que emitió un extracto antes de emitirla completa el miércoles.

Insistió en que el objetivo es evacuar a todo el personal diplomático estadounidense y aliado antes del 31 de agosto, así como a los afganos que han trabajado con las tropas estadounidenses, pero que si eso no es posible, se determinará “en ese momento” quiénes quedan por evacuar y qué deben hacer las tropas.

El ejército estadounidense y la administración del presidente Joe Biden se encuentran bajo ataque político interno tras la derrota de las fuerzas afganas a manos de los talibanes y el colapso del gobierno del presidente afgano Ashraf Ghani, apoyado por Washington, el pasado fin de semana.

La rápida caída de Kabul en manos de los insurgentes pareció coger desprevenido al gobierno estadounidense, que puso en marcha una rápida operación de evacuación de ciudadanos estadounidenses y afganos que habían colaborado con las fuerzas estadounidenses.

Te puede interesar



Desde el sábado, unos 5.000 soldados estadounidenses han aterrizado en el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul para gestionar la evacuación de miles de personas.

Los críticos han culpado al Departamento de Estado, a las agencias de inteligencia estadounidenses y al Pentágono de no haber previsto la debacle ni haber preparado antes la evacuación, en la que participan más de 10.000 ciudadanos estadounidenses.

El principal general del Pentágono dijo el miércoles que no había forma de predecir la rapidez con la que los talibanes tomaron el control de Afganistán cuando Estados Unidos retiró sus fuerzas del país.

“Nada de lo que yo vi, ni nadie, indicaba un colapso de este ejército y de este gobierno en 11 días”, dijo a la prensa el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos.

“Las fuerzas de seguridad afganas tenían la capacidad, y con ello me refiero a que tenían la formación, el tamaño y la capacidad de defender su país. Es una cuestión de voluntad y liderazgo”, añadió.

Mientras tanto, funcionarios talibanes, que se han comprometido a perdonar a sus oponentes, se reunieron el miércoles con el ex presidente afgano Hamid Karzai, conversaciones que contaron con el apoyo de su sucesor Ashraf Ghani, quien ha expresado su deseo de regresar a Afganistán desde los Emiratos Árabes Unidos.

DW