Las “históricas” inundaciones repentinas en la zona de Nueva York dejan decenas de muertos

Las lluvias incesantes de los restos del huracán Ida provocaron inundaciones repentinas que han causado decenas de muertos en cuatro estados del noreste de Estados Unidos. Se ha declarado el estado de emergencia en Nueva York y Nueva Jersey.

Al menos 41 personas han muerto en cuatro estados del noreste de Estados Unidos a causa de las inundaciones repentinas provocadas por las lluvias torrenciales de los restos del huracán Ida, que han causado estragos durante la noche y el jueves, según las autoridades.

Varias personas murieron en sus sótanos durante la “histórica” catástrofe meteorológica, que las autoridades atribuyeron al cambio climático.

“Estamos todos juntos en esto. La nación está preparada para ayudar”, dijo el presidente Joe Biden, antes de un viaje el viernes al estado sureño de Luisiana, donde Ida causó anteriormente una destrucción masiva y dejó a más de un millón de hogares sin electricidad.

Alerta de inundación sin precedentes en Nueva York

Los restos del huracán Ida desataron lluvias récord, provocando la primera alerta de emergencia por inundaciones en la ciudad de Nueva York.

Varias carreteras se convirtieron en torrentes de agua y las líneas de metro de Nueva York quedaron sumergidas.

Te puede interesar



Los habitantes de gran parte de Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania tuvieron que hacer frente a sótanos anegados, tejados dañados y cortes de electricidad.

Al menos 23 personas murieron en el estado de Nueva Jersey, dijo el gobernador Phil Murphy.

El número de víctimas incluye a cuatro personas que murieron en un complejo de viviendas públicas en Elizabeth que se inundó con 2,4 metros (casi 8 pies) de agua.

La ciudad de Nueva York informó de 12 muertes, incluidas 11 personas que no pudieron escapar de sus sótanos.

Las edades de los fallecidos oscilan entre los 2 y los 86 años.

“Estamos soportando un evento climático histórico esta noche con una lluvia récord en toda la ciudad, inundaciones brutales y condiciones peligrosas en nuestras carreteras”, escribió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en un tuit a última hora del miércoles.

La legisladora Alexandria Ocasio-Cortez dijo que las personas que viven en “viviendas en sótanos fuera de los libros que no cumplen con los códigos de seguridad necesarios para salvar vidas” fueron las más vulnerables durante las inundaciones repentinas.

“Son personas y familias de clase trabajadora, inmigrantes y de bajos ingresos”, añadió.

Se declararon emergencias estatales en Nueva York y Nueva Jersey mientras el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) instaba a los residentes a trasladarse a terrenos más altos.

“No se sabe qué profundidad tiene el agua y es muy peligroso”, dijo la rama neoyorquina del NWS.

Había avisos de tornado en partes del sur de Connecticut, el norte de Nueva Jersey y el sur de Nueva York mientras Ida seguía su camino hacia el norte a través de Nueva Inglaterra, y el NWS advertía que la amenaza de tornados continuaría.

Un tornado golpeó Cape Cod, Massachusetts, en la noche del jueves.

dvv/sms (AFP, Reuters,DW)