Estados Unidos planea aumentar la ayuda militar directa a Taiwán

China calificó el anuncio de “desafortunada señal” de apoyo a las “fuerzas separatistas” de Taipei y predijo “gravísimas consecuencias” si se aprueba el proyecto de ley, que aún debe ser votado por ambas cámaras.

Un comité del Senado estadounidense dio el miércoles el primer paso para que Estados Unidos proporcione miles de millones de dólares en ayuda militar directamente a Taiwán, reforzando su apoyo en respuesta a las crecientes tensiones con Pekín. El Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó el proyecto de ley de política de Taiwán para proporcionar 4.500 millones de dólares en ayuda militar durante cuatro años a la isla, que lleva décadas comprando equipos a Washington.

El jueves (15.09.2022), China calificó el proyecto de ley de “señal negativa” de apoyo a las “fuerzas separatistas” de Taiwán. Si sigue adelante, “socavará en gran medida los fundamentos políticos de las relaciones chino-estadounidenses y tendrá consecuencias extremadamente graves” para “la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán”, declaró a la prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Mao Ning.

Dijo que la ley estadounidense “viola el principio de unidad de China”. Esta política defiende la idea de que sólo hay una nación china e implica que cualquier país que desee establecer relaciones con Pekín debe cortar los lazos diplomáticos con Taipei. A principios de este mes, el propio Mao Ning protestó contra la venta de armas de Washington a Taiwán. Por su parte, la oficina de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha expresado hoy su “sincera gratitud” a Estados Unidos “por demostrar una vez más su amistad y su apoyo bipartidista a Taiwán”. El país teme una invasión china.

La revisión política más importante en relación con Taiwán
El texto estadounidense también exigiría al presidente de Estados Unidos que imponga sanciones a las principales instituciones financieras chinas en respuesta a cualquier “escalada de actos hostiles contra Taiwán” y que conceda a la isla el estatus de “aliado importante no perteneciente a la OTAN”. “Se trata de la revisión más importante de la política estadounidense hacia Taiwán” desde 1979, cuando Washington reconoció a Pekín al tiempo que acordó mantener la capacidad de autodefensa de Taiwán, dijeron los senadores Bob Menéndez y Lindsey Graham, que apoyan la iniciativa.

Una delegación del Senado estadounidense visitó recientemente Taiwán. El proyecto de ley, que fue aprobado con 17 votos a favor y sólo cinco en contra, debe ser aprobado ahora por el Senado y luego por la Cámara de Representantes antes de ser firmado por el Presidente Joe Biden.

Te puede interesar



lgc (afp/efe/dw)