Estados Unidos ha encontrado restos humanos en el tren de aterrizaje de un avión C-17 que despegó de Kabul el lunes.

Al menos dos personas murieron tratando de escapar de Kabul aferrándose al exterior de uno de los aviones.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos investigará el hallazgo de restos humanos en los bajos de uno de sus aviones C-17 que despegó de Kabul el lunes, en medio del caos en el aeropuerto y en sus pistas, mientras decenas de afganos intentaban tomar un vuelo para escapar tras la caída del gobierno y la victoria de los talibanes.

Los restos fueron encontrados una vez que el avión aterrizó en su destino, la base de Al Udeid en Qatar.

Ya en los vídeos difundidos ese día, imágenes que pasarán a la historia, se puede ver a civiles subiendo a diferentes partes del avión incluso cuando éste ya está acelerando para despegar. Su desesperación era tal que no se les vio bajar a pesar del alto riesgo que corrían.

En otros vídeos que han circulado por las redes sociales en las últimas horas, se ven cuerpos cayendo de los aviones e imágenes que muestran a algunos de ellos aterrizando en tejados de la capital afgana. Según el Washington Post, las fuerzas aéreas han abierto una investigación sobre la muerte de al menos dos personas.

Según el Washington Post, que anticipó esta información, la Oficina de Investigaciones Especiales (OSI) llevará a cabo una “revisión exhaustiva” del incidente, que incluirá entrevistas y acceso a todos los documentos de que disponga.

Te puede interesar



Fuentes del Ejército del Aire explicaron que el C-17 estaba operando en la única pista disponible para la evacuación en las primeras horas de la gran crisis humanitaria en Afganistán, y que el avión “estaba rodeado por cientos de civiles que habían cruzado el perímetro del aeropuerto”. En vista de la situación, según estas fuentes, la tripulación optó por despegar lo antes posible.