Estados Unidos registró la mayor cifra de muertos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia

El coronavirus habría matado a 90.000 personas en enero en Estados Unidos, según lo informó hoy la Casa Blanca. Esto significaría una cifra récord de fallecidos desde el inicio de la pandemia en el país.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, declaró en una rueda de prensa que esa cantidad de muertes por el nuevo coronavirus jamás se había registrado.

Sin embargo, la cifra de los casos registrados significa un pequeño alivio para el país: durante la última semana de enero hubo una media de 149.000 contagios diarios, una reducción del 14,6 % respecto a la semana anterior.

En la actualidad, más de 26.216.700 personas se han infectado en Estados Unidos con el coronavirus y presuntamente 441.200 de ellas han fallecido a causa de esta enfermedad, según una base de datos de The New York Times.

«Aunque el reciente descenso de casos y de admisiones hospitalarias son alentadoras, estos datos se ven contrarrestados por la cruda realidad de que en enero registramos el mayor número de muertes por covid-19 en cualquier mes desde el comienzo de la pandemia», aseveró Walensky.

La experta también explicó que una de las mayores preocupaciones actuales es la aparición de nuevas variantes del coronavirus, como la británica y la sudafricana, de la que se han detectado tres casos en Maryland y Carolina del Sur.

Te puede interesar



«Con los casos elevados y variantes emergiendo (…) tenemos que protegernos unos a otros y evitar la propagación del virus», agregó Walensky. Además, aseguró que más de 25 millones de personas han recibido al menos una dosis de la vacuna, y que ésta ha demostrado ser segura.

«Tienen que vacunarse tan pronto como la vacuna esté disponible para ustedes», declaró por su parte el epidemiólogo jefe de EE.UU., Anthony Fauci, quien explicó que el motivo es que «los virus no pueden mutar si no se reproducen».