En Wisconsin, Biden dice que el plan de infraestructuras crearía millones de empleos

LA CROSSE, Wisconsin, 29 de junio (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promocionó el martes su programa de infraestructuras de 1,2 billones de dólares como una “inversión para una generación”, tratando de conseguir apoyo para un plan que necesita un amplio respaldo del Congreso para hacerse realidad.

Biden visitó una instalación de transporte público en la ciudad de La Crosse, en el oeste de Wisconsin, y destacó la inversión de aproximadamente 48.500 millones de dólares en transporte público para reducir los tiempos de viaje y ayudar a reducir las emisiones, al tiempo que se impulsa el crecimiento económico y los salarios.

En un discurso, expuso los beneficios locales del acuerdo, como la financiación de autobuses eléctricos, la sustitución de unas 80.000 tuberías de plomo en Milwaukee y la mejora del acceso a Internet de alta velocidad.

El paquete bipartidista también incluye 109.000 millones de dólares de financiación para carreteras, puentes y otros grandes proyectos, incluidos los 1.000 puentes clasificados como estructuralmente deficientes en Wisconsin.

“Se trata de una inversión generacional para modernizar nuestras infraestructuras, crear millones de puestos de trabajo bien remunerados y permitir a Estados Unidos competir con el resto del mundo en el siglo XXI”, dijo Biden.

También señaló que el plan no aumentará los impuestos sobre la gasolina ni los impuestos a los estadounidenses que ganan menos de 400.000 dólares al año.

Te puede interesar



Prometiendo que el plan creará puestos de trabajo para la clase media, Biden dijo: “Este es un plan para reconstruir América”.

biden bus stop

Biden intenta mantener el impulso de una propuesta legislativa que, según los líderes demócratas del Congreso, alcanzará una fase crítica en la segunda mitad de julio.

“Espero que las dos últimas semanas de julio sean muy ajetreadas mientras tratamos las propuestas del presidente”, dijo el martes a la prensa el número dos de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer.

Los demócratas de la Cámara de Representantes y del Senado esperan tener lista la legislación sobre infraestructuras para presentársela a Biden a finales de septiembre, dijo un asesor demócrata.

Los demócratas del Senado pretenden aprobar la legislación bipartidista y enviarla a la Cámara antes del receso de agosto.

Bajo la enorme presión de los republicanos, Biden retiró el sábado su amenaza de no firmar el proyecto de ley bipartidista a menos que fuera acompañado por un paquete separado centrado en lo que él llama “infraestructura humana”, incluyendo la ampliación de la atención domiciliaria para los ancianos y discapacitados.

La portavoz Jen Psaki dijo a los periodistas el lunes que la Casa Blanca ha estado en contacto con los líderes demócratas sobre las dos medidas, pero que Biden no ha discutido el asunto con el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, que quiere que los demócratas del Congreso abandonen su plan de vincular las dos medidas.

biden disrcuso

Con el Senado dividido al 50% entre los dos partidos, un movimiento de McConnell contra el proyecto de ley bipartidista podría costar los 60 votos que necesitaría para ser aprobado según las reglas del Senado. Los demócratas pretenden aprobar la medida de acompañamiento a través de un proceso llamado reconciliación que requiere una mayoría simple.

Psaki dijo que el viaje de Biden a Wisconsin tenía como objetivo convencer a los estadounidenses de la importancia de los dos paquetes. También viajará a Michigan el sábado.