El huracán Ian provoca inundaciones «catastróficas» en Florida

El huracán arrasó este estado del sur de EE.UU. con mareas de tempestad, fuertes lluvias y vientos de más de 180 mph, dejando a miles de hogares sin electricidad.

El potente huracán Ian arrasó el miércoles (28.09.2022) el estado de Florida con fuertes vientos y lluvias torrenciales, provocando inundaciones «catastróficas» y cortes de electricidad en el sureste de Estados Unidos.

Según el sitio web PowerOutage, que hace un seguimiento de los cortes de electricidad en EE.UU., Ian dejó sin electricidad a unos dos millones de hogares en la noche del miércoles en Florida, especialmente en las zonas en la trayectoria del huracán.

Según la misma fuente, muchos condados cercanos a la llegada de Ian estaban casi completamente sin electricidad.

Incluso la ciudad de Punta Gorda quedó a oscuras. Durante la noche, sólo unos pocos edificios con generadores eléctricos seguían iluminados, y los únicos sonidos eran el rugido del viento y la persistente lluvia.

Volvió con más fuerza
Unas horas antes, la ciudad había tenido un breve respiro del ojo del huracán. Pero las ráfagas y la lluvia volvieron con más fuerza, derribando señales de tráfico y llevándose grandes trozos de tejados y ramas de árboles.

Te puede interesar



En Naples, al suroeste de Florida, las imágenes de la MSNBC mostraban calles completamente inundadas y coches flotando en la corriente, mientras que en Fort Myers la inundación era tan grave que algunos barrios parecían lagos.

Tormenta catastrófica
«Esta es una tormenta de la que se hablará durante años», dijo Ken Graham, director del Servicio Meteorológico Nacional (NWS), durante una conferencia de prensa.

El huracán seguía «golpeando» con una «marea de tormenta catastrófica», vientos de más de 180 mph y pasará por la parte central del estado esta noche, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Georgia y Carolina del Sur en el punto de mira
Se prevé que el ojo de Ian pase por el centro de Florida esta noche y el jueves por la mañana, para luego emerger en el Atlántico occidental a última hora de la noche del jueves antes de girar hacia el norte el viernes y acercarse a la costa noreste de Florida y a los estados de Georgia y Carolina del Sur.

El huracán Ian dejó tras de sí «inundaciones catastróficas», dijo el centro, que también redujo la fuerza del huracán a categoría tres en la escala Saffir-Simpson de uno a cinco, aunque sigue siendo peligroso.

jc (afp, efe,dw)