El gobierno de Biden estudia utilizar la autoridad federal para promover la vacunación

Las residencias de ancianos se encuentran entre las instituciones que podrían ser objeto de presiones federales, según una fuente familiarizada con las discusiones.

El gobierno de Biden está considerando la posibilidad de utilizar las autoridades federales y los poderes reguladores, incluida la retención de fondos federales, para tratar de convencer a las instituciones de que exijan a sus empleados que se vacunen contra el virus Covid, dijo una persona familiarizada con las deliberaciones.

Las residencias de ancianos se encuentran entre las instituciones que podrían estar sujetas a la presión federal, pero no se habla de incluir las líneas de cruceros o las universidades en los planes, dijo la fuente.

Las conversaciones son sólo preliminares, y la idea es una de las muchas que la administración está considerando para aumentar la vacunación, añadió la fuente.

“Como siempre hacemos, el equipo de respuesta de Covid está discutiendo una serie de diferentes medidas que podemos seguir para estimular la vacunación en todo el país”, dijo un funcionario de la Casa Blanca a NBC News. “Todas las ideas que al parecer se están considerando son conversaciones preliminares, previas a la decisión. No hay ninguna decisión política inminente sobre la visión general en este momento”.

El Washington Post informó por primera vez de las conversaciones de la administración.

Te puede interesar



La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, dijo el viernes a Stephanie Ruhle, de MSNBC, que la administración está “empezando a buscar enfoques diferentes, más creativos”.

“Sé que el equipo del presidente en Covid está tratando de ser lo más creativo posible al considerar todas las opciones”, dijo Raimondo. “Y entonces sí, todo se está considerando, obviamente de manera muy reflexiva, porque queremos hacerlo bien”.