El Departamento de Justicia de EE. UU. promete “proteger” las clínicas para abortos de Texas

El fiscal general Merrick Garland dijo que los que buscan y proporcionan abortos en Texas estarían protegidos por la ley federal, mientras la administración Biden busca otras formas de anular la controvertida “ley del latido del corazón”.

El Departamento de Justicia de EE.UU. se comprometió a proteger a las personas que soliciten un aborto, así como a las clínicas que lo practiquen en Texas.

El estado sureño impuso recientemente una prohibición casi total de los abortos bajo una ley conocida como SB8.

El fiscal general Merrick Garland dijo que el Departamento de Justicia “proporcionará apoyo de las fuerzas de seguridad federales cuando una clínica de aborto o un centro de salud reproductiva sean atacados”, en un comunicado.

Dijo que la Ley de Libertad de Acceso a las Clínicas (FACE, por sus siglas en inglés) de 1994 se utilizaría para proteger a quienes buscan abortar. La ley prohíbe cualquier forma de violencia contra el ejercicio del derecho al aborto.

Entra en vigor la “Ley del latido del corazón
Garland dijo que la ley federal protegería a las clínicas de aborto de los ataques, mientras el departamento “explora urgentemente todas las opciones para desafiar la ley SB8 de Texas con el fin de proteger los derechos constitucionales de las mujeres y otras personas”.

Te puede interesar



La controvertida ley SB8 de Texas, también conocida como “ley del latido del corazón”, permite a los ciudadanos demandar a cualquiera que “ayude o instigue” un aborto después de las seis semanas de embarazo. Ha provocado amplias protestas de los activistas proabortistas del país.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió no actuar contra la ley de Texas, después de que los grupos por el derecho al aborto solicitaran su bloqueo. La ley entró en vigor el pasado miércoles.

La decisión del Tribunal Supremo ha suscitado la preocupación de que la histórica sentencia Roe v. Wade de 1973, que protege el derecho al aborto, pueda ser anulada.

tg/rs (AFP, Reuters,dw)