EE. UU. Estados Unidos está impulsando sus esfuerzos de evacuación en Afganistán con vuelos comerciales

En medio de una caótica carrera para ayudar a miles de personas a huir del régimen talibán en Afganistán, Estados Unidos ha ordenado a las aerolíneas comerciales que apoyen la evacuación.

Para reforzar la evacuación de nacionales y extranjeros de Afganistán, Washington ha ordenado a seis grandes compañías aéreas comerciales que lleven a las personas desplazadas desde Kabul hasta las bases estadounidenses del Golfo y Europa.

La saturación de estas bases ha retrasado o incluso detenido los vuelos desde Kabul. El ejército estadounidense ya ha evacuado a unas 30.300 personas desde que los talibanes entraron en Kabul y tomaron el control de Afganistán el 15 de agosto, tras una rápida derrota de las fuerzas gubernamentales.

Por ello, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha llegado a sugerir que la evacuación podría prolongarse más allá de la fecha límite del 31 de agosto, en función del progreso de la operación.

El Sr. Biden planteó la cuestión después de que los talibanes criticaran duramente la evacuación. “Estados Unidos, con todo su poder y recursos… no ha conseguido poner orden en el aeropuerto”, dijo el líder talibán Amir Khan Mutaqi. “Hay paz y calma en todo el país, pero sólo en el aeropuerto de Kabul hay caos”, añadió.

Al menos ocho muertos

Los talibanes, conocidos por su estricta interpretación de la ley islámica cuando gobernaron Afganistán entre 1996 y 2001, han prometido una versión más suave en esta nueva administración. Pero los afganos, aterrorizados, siguen intentando huir, desbordando la operación liderada por Estados Unidos en el aeropuerto de Kabul, donde se han producido trágicas escenas en las que han muerto al menos ocho personas.

Te puede interesar



La victoria de los talibanes puso fin a dos décadas de guerra, tras aprovechar la decisión del ex presidente estadounidense Donald Trump, aplicada por su sucesor, Joe Biden, de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán.

Biden tuvo que redistribuir miles de tropas para supervisar las evacuaciones, y había insistido en que su objetivo era poner fin a la presencia militar estadounidense en Afganistán para el 31 de agosto. Pero recibió presiones para ampliar el plazo después de que la Unión Europea y el Reino Unido advirtieran de que sería imposible sacar a todo el mundo en esa fecha.

Por ello, Biden dijo el domingo que se estaban llevando a cabo conversaciones para explorar dicha prórroga, aunque preferiría no hacerlo: “Hay conversaciones en curso entre nosotros y los militares sobre una prórroga”, dijo el presidente estadounidense. “Nuestra esperanza es que no tengamos que prorrogar, pero las conversaciones están en curso”, dijo, sugiriendo la posibilidad de que se consulte a los talibanes.

El Sr. Biden reconoció que se produjeron imágenes impactantes en el aeropuerto, como la entrega de bebés y niños a los soldados en medio de alambre de espino y hombres colgados de los aviones mientras despegaban, pero dijo que esto formaba parte del coste de la retirada. “No hay forma de evacuar a tanta gente sin dolor, sin pérdidas y sin imágenes desgarradoras”, dijo.

Orden Talibán

Hasta ahora, los talibanes han conseguido imponer cierta calma en las calles de la capital, con sus fuerzas armadas patrullando las calles y vigilando los puestos de control. También han tratado de imponer la imagen de su autoridad sustituyendo la bandera tricolor de Afganistán por la bandera blanca del movimiento.En una carretera de Kabul, unos jóvenes venden banderas talibanes, que llevan un texto negro con la proclamación de la fe musulmana y el nombre oficial del régimen: “Emirato Islámico de Afganistán”. “Nuestro objetivo es enarbolar la bandera del Emirato Islámico por todo Afganistán”, dijo el vendedor Ahmad Shakib, estudiante universitario de economía.

Focos de resistencia

Fuera de Kabul, han surgido focos de resistencia contra los talibanes. Los antiguos soldados del gobierno se han reunido en el valle de Panjshir, al norte de Kabul, conocido como un bastión antitalibán. Algunas cuentas antitalibanes de Twitter afirmaron el domingo que el nuevo régimen había enviado cientos de combatientes al valle después de que “las autoridades locales se negaran a entregarlo pacíficamente”.