Shakira dice que su presencia en España era “esporádica” preliminares del juicio por un presunto fraude fiscal de €14,5m

Un inspector refutó las teorías presentadas por el equipo de defensa de la peticionaria colombiana en el tribunal de Barcelona, confirmando que efectivamente residía en el país durante los años en cuestión.

Shakira se queda sin opciones para evitar un juicio por seis presuntos delitos fiscales. La cantante colombiana alega que hasta 2015 su residencia fiscal estaba en Bahamas y como tal no habría tenido que pagar el impuesto sobre la renta español -conocido como IRPF-. Un informe presentado por sus abogados defensores, al que ha tenido acceso EL PAÍS, asegura que durante los tres años en cuestión su presencia en España fue “esporádica”. Sin embargo, esta hipótesis fue desmentida el jueves por un investigador de la Agencia Tributaria, que confirmó los indicios de evasión ante el juez encargado de la fase preliminar del caso.

El fiscal dice que la superestrella mundial, cuyo nombre real es Isabel Mebarak, evadió 14,5 millones de euros en impuestos ocultando su riqueza a través de una red de empresas con sede en paraísos fiscales. La Agencia Tributaria española considera que desde 2012, dos años después de que iniciara su relación con el entonces futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, debería haber sido considerada residente en España, ya que pasó más de seis meses más un día siendo clasificada como tal. Es cierto que durante este periodo viajó por el mundo debido a compromisos laborales, pero fueron “ausencias esporádicas”. Hacienda afirma que a todos los efectos vivía en Barcelona.

primer mu eca de cera real de shakira t20 6aLANy

Cuando compareció en el juzgado para ser interrogada en 2019, Shakira se ciñó al guión preparado por su equipo de defensa y aseguró que durante esos tres años estuvo viviendo en las Bahamas, donde tenía una propiedad que compartía con su ex pareja Antonio de la Rúa. En ese momento, se describió a sí misma como una “nómada desarraigada”. Sus abogados se mantienen en este supuesto, aunque los inspectores de Hacienda lo hayan desmentido. No hay una sola prueba que demuestre que ha pasado un solo día en las islas desde 2012. Su defensa insistió en que su cliente tenía un certificado de residencia emitido por las autoridades de las Bahamas, un país donde no se paga el impuesto sobre la renta.

“Lo importante no es tanto la residencia en Bahamas como si Shakira puede ser considerada residente fiscal en España”, reza el informe de la defensa, redactado por dos profesores de derecho financiero y tributario. La verdadera batalla a la que se enfrenta Shakira está en otra parte: en el tiempo. La cantante intenta desafiar el número de días que ha vivido en España.

Es cierto que Hacienda no ha podido establecer “pruebas directas” de que haya vivido en España los 183 días necesarios para ser considerada residente. Dichas pruebas podrían incluir recibos de compra, publicaciones en redes sociales y uso de tarjetas de crédito. Sin embargo, la agencia tiene pruebas indirectas y considera que sus giras y conciertos son “ausencias esporádicas” porque una vez que terminaba su trabajo, volvía a España.

Te puede interesar