España exige a los viajeros procedentes del Reino Unido que se sometan a una prueba PCR o que estén totalmente vacunados.

Las nuevas normas, que entran en vigor el viernes, se producen en medio de una creciente preocupación por la variante delta y un importante brote de coronavirus relacionado con las vacaciones de estudiantes en Mallorca.

A partir del viernes, España exigirá a los viajeros británicos una prueba de PCR negativa o una prueba completa de vacunación, en medio de la preocupación por la variante delta del coronavirus.

En una entrevista concedida el lunes a la Cadena SER, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó que “el índice de incidencia acumulado en el Reino Unido ha mostrado una tendencia negativa en las últimas semanas. Supera ampliamente los 150 casos [por cada 100.000 habitantes] en 14 días, por lo que debemos extremar las precauciones ante la llegada de turistas británicos a nuestro país”.

El líder socialista (PSOE) dijo que las nuevas restricciones entrarán en vigor “en 72 horas para que los operadores turísticos y los turistas británicos puedan adaptarse a las nuevas normas”. En un mensaje en Twitter, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha Gónzalez Laya, aclaró entonces que las nuevas restricciones se publicarían en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el martes, y entrarían en vigor 72 horas después, el viernes.

Las condiciones afectarán especialmente a los viajeros a las Islas Baleares, que se incluirán en la lista de viajes verdes del Reino Unido el 30 de junio. El archipiélago espera recibir una afluencia de visitantes británicos gracias a la relajación de las restricciones. El resto de España permanecerá en la lista ámbar del Reino Unido, lo que obliga a ponerla en cuarentena a su regreso.

Aunque Sánchez se refirió específicamente a las Islas Baleares en sus declaraciones debido al aumento previsto de llegadas de británicos, la medida afecta a los viajes de los ciudadanos británicos a todas las partes de España.

Te puede interesar



“Aplicaremos a los turistas británicos que viajen a Baleares las mismas restricciones que imponemos al resto de Europa: tendrán que estar totalmente vacunados o tener una prueba de PCR negativa”, ha declarado a la Cadena SER.

Los requisitos descritos por Sánchez para los visitantes británicos no son exactamente los mismos que los que rigen los viajes a la Unión Europea: en esta última zona, además de la prueba de vacunación o de una prueba diagnóstica, se puede presentar un certificado que demuestre la recuperación del coronavirus en los seis meses anteriores. Y las pruebas de antígenos también se aceptan para viajar dentro de la UE.

mallorca playa

Para los turistas británicos, hay dos opciones: la vacunación completa con una de las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento o la Organización Mundial de la Salud, con la segunda dosis administrada al menos 14 días antes del viaje; o una prueba PCR negativa realizada en las 72 horas siguientes a la llegada a España. Esto supone un cambio respecto a la posición de España hace poco más de un mes, cuando el Reino Unido estaba en la lista de países cuyos ciudadanos podían entrar libremente en el país.

Esto sitúa a España en un punto intermedio entre lo que tenía hasta ahora (acceso sin restricciones para los viajeros británicos) y lo que quieren otros países europeos como Alemania: una cuarentena obligatoria para los pasajeros británicos que entren en cualquier territorio de la UE, una restricción que ya aplica Alemania. España rechaza abiertamente esta iniciativa, ya que perjudicaría aún más su deteriorado sector turístico.


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]