Tres asesores de Donald Trump tienen vínculos con el chavismo

| |

No es primicia, es el resultado de tener que responder con hechos a la política de JJ Rendón sobre los escándalos y al sesgo conservador de algunos medios que tocan el asunto Venezuela como parte de la campaña presidencial de Estados Unidos como un asunto ya resuelto. Hoy presentamos a nuestros lectores a tres grandes asesores del candidato republicano, el magnate de los casinos y bienes raíces de Nueva York y el rust belt americano.

Estos tres personajes trabajan directamente con Donald Trump, juegan golf, comparten tragos —aunque Trump se proclame abstemio—, confidencias y secretos. El tren de gobierno de la estrella de The Apprentice tiene a veteranos republicanos como Rudolph Giuliani, a abogados como Abbe Lowell y a buscadores de oportunidades como Anthony Scaramucci.

Rudolph Giuliani

Rudolph William Louis Giuliani —Rudy, pá’ los panas— abogado neoyorquino de génesis de pensamiento demócrata en los años setenta, se declara republicano en los 80s y emprende desde la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York una vendetta contra la mafia italiana. Después sería alcalde de la ciudad, vería las torres gemelas del World Trade Center caer y ser uno de los líderes locales que le dio esperanza a la maltrecha moral de la ciudadanía de la gran manzana.

Giuliani saldría de la Alcaldía a ejercer en su escritorio privado, donde representó a Purdue Pharma, los fabricantes del potente y letal Oxycontin, cuya impronta en la sociedad rural del condado de Lee en Virginia se puede extrapolar a todo el noreste americano, golpeado por la epidemia olvidada de las sobredosis y adicciones al opiáceo cuya maliciosa estrategia de mercadeo fue defendida por Giuliani.

El antiguo asesor legal de Purdue también presta sus servicios a Leopoldo Alejandro Betancourt López, a quien agasajara en un viaje de cacería en algún momento mientras se dirigía a Ucrania.

El prestigioso abogado y ex alcalde es el abogado privado de Donald Trump.

Abbe Lowell

Abbe David Lowell es un abogado estadounidense que ha representado a distintas personalidades: Los demócratas John Edwards y Bob Menéndez. Actualmente es el abogado de Jared Kushner. Fue el asesor de la Cámara de Representantes durante el proceso de impeachment a Bill Clinton en los 1990s.

Experto en litigios, investigaciones complejas y asuntos regulatorios, la carrera de Abbe Lowell se extiende varias décadas. Ha sacado a varios de sus clientes de problemas legales de gran calibre: Acusados de violar la ley Rico y la ley de espionaje han salido libres pagando el costoso retainer de este prestigioso letrado.

Abbe Lowell presta sus servicios a Rafael Ramírez, exministro de Petróleo y presidente de PDVSA caído en desgracia, cuya práctica de cobro de sobornos y desfalco sistemático de la empresa tienen a más de veinte personas cercanas a él acusadas en diversas jurisdicciones del mundo.

Anthony Scaramucci

El hombre de negocios Antony «El Mooch» Scaramucci fue durante unos pocos días del mes de Julio de 2017 el director de comunicaciones de la Casa Blanca. Entre finales de los 80s y mediados de los 90s Scaramucci trabajó con Goldman Sachs llevando portafolios de inversiones de alto calibre y alto riesgo. Después de ese tour de gloria con el megabanco americano, decide montar tienda aparte con su propio fondo de inversiones: uno llamado Oscar Capital Management y otro llamado SkyCapital.

Scaramucci es socio y ha vendido acciones de su compañía a Danilo Diazgranados, uno de los favoritos del Banco Central de Venezuela en el guiso que montaran Tobías Nóbrega y Nelson Merentes en la colocación de más de diez mil millones de dólares en títulos de la deuda venezolana. Diazgranados es amigo y compartió celda con Ramiro Helmeyer y Walter del Nogal —por los casos de los sobres explosivos a mediados de los 90s.


Continúa leyendo


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0.00