Conéctate con nosotros

Latam

Venezuela: Los asambleístas en el exilio piden a Bruselas apoyo en las negociaciones

Publicado

en

venezuela
Escúchalo
Voiced by Amazon Polly

Las elecciones no resolverán el problema de Venezuela, pero allanarán el camino, dicen los legisladores de la Asamblea Nacional en el exilio. Están llamando a las puertas de las instituciones europeas para pedir su apoyo.

“No queremos que el 2021 termine en Venezuela con un proceso de elecciones regionales incondicionales, como los anteriores. Nueve millones de venezolanos, de un total de 19 millones, no tienen derecho a votar ni a registrarse para hacerlo. Somos conscientes de que una elección gubernamental no resolverá la grave crisis que atraviesa el país, pero los acuerdos parciales abren el camino”, dijo a DW Mariela Magallanes, coordinadora de los diputados de la Asamblea Nacional en el Exilio.

Este grupo de 33 diputados, elegidos en 2015, trabaja desde Italia, España, Bélgica y Francia, pero también desde Estados Unidos, Colombia y Costa Rica, para “afirmar la visión de los demócratas: salir de esta situación mediante elecciones libres.” No tenemos armas, el ejército no nos apoya, subrayó.

Lee las últimas noticias Venezuela

El momento es importante: las elecciones regionales y municipales de noviembre están a la vuelta de la esquina, y la Unión Europea está estudiando una misión de observación electoral. “Tenemos que estar seguros de que se autorizará la observación de dicha misión”, declaró a la prensa esta semana Josep Borrell, Alto Representante para la Política Exterior Europea (22.06). En los próximos días se enviará una primera misión técnica al país.

Te puede interesar

a huge crowd raises a hand when a new young leader asks who is willing to fight for freedom in t20 znP3ZG

“A través de la presión internacional, buscamos una negociación integral y constitucional para obtener unos parámetros mínimos para unas elecciones competitivas. Queremos un calendario para las elecciones de gobernadores, luego las de la Asamblea Nacional y, finalmente, unas elecciones presidenciales en las que puedan participar los tres millones de jóvenes que aún no están inscritos para votar”, dijo a DW Romny Flores, elegido a la Asamblea Nacional por el partido Acción Democrática en Carabobo. “Y que los más de seis millones de venezolanos de todo el mundo también puedan votar”, añadió.

Trabajar desde el exilio

Siguiendo un plan llamado “Advocacy Abroad”, estos asambleístas están llamando a las puertas de las instituciones europeas para recordarles la importancia de hacer creíble esta nueva convocatoria a las urnas. Hay que recordar que las últimas elecciones para la nueva Asamblea Nacional no fueron aprobadas por la UE. Sin embargo, al haber pasado el mandato del elegido en 2015, Bruselas ha dejado de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino, aunque lo reconoce como líder de la oposición.

people freedom help civil rights venezuela caracas humanity human rights fight for freedom t20 mRJVy8

“Aunque estemos en el exilio, seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones. Lo hacemos por convicción democrática, nadie nos paga por ello”, dice Magallanes, que salió del país en 2016 tras ocho meses como refugiado en la embajada italiana. “Nos mantiene activos la búsqueda de una salida de Venezuela y el deseo de regresar”, añade el diputado de Aragua, del partido La Causa R.

“Todos tuvimos que abandonar el país de forma forzada debido a la represión. Tuvimos que refugiarnos donde teníamos que hacerlo. Un día dejé mi casa y nunca podré volver. Mi perro lo cuida un vecino. Afortunadamente, pude irme con mi familia, aunque mi hijo tuvo que dejar la escuela para poder mantenerla económicamente”, dice Magallanes, destacando las condiciones a menudo precarias de los migrantes y exiliados. “No hemos dejado de ser representantes de los venezolanos, ni de los que están fuera ni de los que están dentro del país”, subraya.

Una crisis que afecta a Europa

En cualquier caso, este grupo de asambleístas en el exilio incluye a diputados de diferentes partidos que imploran que la UE no deje de apoyar al país. “No se trata de izquierda o derecha, se trata de la patria y de una crisis humanitaria que también afecta a Europa. Si en 2016 había entre 700 y 800 venezolanos en Bélgica, hoy hay más de 5.000. Tras cada fracaso del proceso electoral, la presión migratoria aumenta”, advierte Magallanes.

arreaza union europea

Hay que recordar que desde que la UE no reconoció a la nueva Asamblea Nacional y ordenó una nueva serie de sanciones, las representaciones diplomáticas, tanto en Bruselas como en Caracas, se han visto afectadas.

Sin embargo, según fuentes europeas, el hecho de que el gobierno de Nicolás Maduro haya permitido la entrada al país del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas se considera una ligera señal positiva. Incluso en Bruselas, el tono ha cambiado: “Preferimos tener ojos sobre el terreno, para tener nuestra propia posición”, explicó Borrell al anunciar el envío de la misión técnica tras una reunión en Turquía con el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza.

En cualquier caso, los asambleístas piden el apoyo de Europa para llegar a una negociación que conduzca a una nueva lista electoral. ¿A cambio de qué aceptaría el gobierno de Caracas? “A cambio del levantamiento de las sanciones”, respondió Flores. “No depende de nosotros, pero sí de nuestros aliados internacionales, que tendrán que participar en las negociaciones. Estamos seguros, y hemos venido aquí a darlo a conocer, de que si se resuelve el problema político, se resolverán los problemas sociales y económicos de Venezuela”, concluye.

(cp) Con información de DW Noticias

Seguir leyendo
Coméntanos tu opinión
Publicidad

Destacadas