Tumulto y caos en el concierto de Daddy Yankee en Chile

El exceso de entradas y una avalancha de gente provocaron disturbios dentro y fuera del Estadio Nacional de Santiago, donde actuó Daddy Yankee.

Una avalancha de gente, violencia en el exterior y más de 4.000 personas que lograron entrar sin comprar entradas caracterizaron anoche el primero de los tres conciertos que ofrecerá el cantante Daddy Yankee en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, un caos del que la organización culpó a las fuerzas de seguridad.

En un comunicado emitido después de que se difundieran imágenes de confusión y violencia en el exterior y en el interior del abarrotado estadio, la productora aseguró que había seguido todos los protocolos de seguridad requeridos y dijo que las autoridades eran las responsables del exterior.

Los organizadores se defienden

«El espectáculo se desarrolló bajo un estricto protocolo logístico y de seguridad. Duplicamos los recursos humanos, técnicos y de planificación coordinada para hacer frente a la ola de violencia y delincuencia que han experimentado los grandes eventos en los últimos tiempos, incluyendo la aparición de bandas organizadas dedicadas a la falsificación de entradas y la coordinación de avalanchas en las puertas, que se han convertido en una constante sin la atención de las autoridades», dijo.

La productora Bizarro «cumplió con todo, no hay incapacidad por parte de los organizadores, sino por parte de los responsables de lo que está ocurriendo con la delincuencia en las calles y en los lugares donde se producen», subrayaron.

Caos y confusión

Según las mismas fuentes, se desplegaron 250 personas de dos empresas de seguridad para controlar el evento, otras 100 dedicadas a atender al público, 140 validadores para evitar la falsificación de entradas, 100 acomodadores en las zonas de asientos numerados, drones, cámaras de seguridad y detectores de metales.

Te puede interesar



A pesar de ello, más de 4.000 personas entraron en el recinto, llegando incluso a las zonas VIP sin problemas. Miles de personas entraron con entradas falsas y varios miles se quedaron fuera a pesar de haber pagado sus entradas. El puertorriqueño Daddy Yankee logró llenar tres estadios nacionales en su gira de despedida, que desató la locura en Chile.

Las autoridades ven «incompetencia».
Ante las imágenes y las denuncias del público, el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, recordó que muchos de los hechos se produjeron en el interior del recinto, que estaba bajo la total responsabilidad de los organizadores, lo que revela «incapacidad» por parte de los responsables.

Las avalanchas de gente fuera de los estadios, con grupos organizados que intentan entrar por la fuerza, no son nada nuevo en Chile y se producen en muchas ocasiones, especialmente en los partidos de fútbol.

EL (afp,dw)