Petro pide a los militares que se preparen para convertirse en un “ejército de paz”

El presidente colombiano dijo que el “ejército de paz” deberá asumir la “función esencial de defender la soberanía nacional” frente a amenazas como el crimen organizado y el narcotráfico.

El presidente colombiano, Gustavo Petro, dijo el sábado (20.08.2022) al alto mando militar del país que las tropas deben prepararse para ser un “ejército de paz” tras décadas de conflicto interno que su gobierno quiere extinguir mediante negociaciones con los grupos armados.

Petro marcó un nuevo rumbo para las fuerzas armadas, que por primera vez juraron lealtad a un ex guerrillero durante una ceremonia en una escuela de cadetes en el norte de Bogotá.

El primer presidente de izquierdas de Colombia, que se levantó en armas contra el Estado antes de firmar el acuerdo de paz en 1990, advirtió a las tropas que deben cambiar su forma de concebir la guerra, ante su decisión de dialogar con el ELN, la última guerrilla reconocida, y de ofrecer a otros grupos acuerdos de cese de la violencia a cambio de beneficios penales.

“Se trata de cambiar el concepto mismo (…) lo que pide el pueblo colombiano (…) es un ejército que empiece a prepararse para la paz, que termine, si tenemos éxito, como un ejército de paz”, dijo Petro en presencia de la nueva cúpula de las Fuerzas Armadas que nombró el 12 de agosto.

El gobernante subrayó que su mayor “reto” es construir los “pilares fundamentales de una paz que sea definitiva”, después de “la violencia permanente, la guerra perpetua”.

Te puede interesar



Gustavo Petro recibió este reconocimiento como comandante en jefe de 228.000 militares y 172.000 policías, que juntos constituyen las mayores fuerzas armadas del continente después de Brasil.

El “fracaso” de la guerra contra las drogas
A lo largo de las décadas, Estados Unidos ha gastado millones de dólares para entrenarles y equiparles contra el narcotráfico y los grupos rebeldes.

El presidente colombiano subrayó que el futuro “ejército de paz” deberá asumir la “función esencial de defender la soberanía nacional” frente a amenazas como el crimen organizado vinculado al narcotráfico.

Nuestra soberanía nacional puede verse comprometida por el fortalecimiento de los carteles de la droga extranjeros que dominan cada vez más nuestro territorio (…) Esta delincuencia multinacional puede traer aquí armas más poderosas de las que podemos comprar (…) puede traer mercenarios y extranjeros e integrarlos en la violencia colombiana”, añadió.

En este sentido, volvió a subrayar el “fracaso” de la lucha contra las drogas: “Mientras mantengamos una política equivocada contra las drogas, los colombianos seguirán matándose (…) debemos insistir en cambios globales en la concepción” del problema.

En su mensaje a las tropas, Petro instó a los militares a cuidar “desde ahora la selva amazónica” como “asunto de seguridad nacional” ante el avance de la deforestación, y a desarrollar industrias aéreas y fluviales.

mg (afp, El Espectador,dw)