Perú autoriza por primera vez el derecho a la eutanasia

La candidata a la primera eutanasia en Perú es Ana Estrada, una activista que padece una polimiositis incurable y progresiva.

El miércoles (27.07.2022), la justicia peruana sancionó definitivamente el derecho a una muerte digna por eutanasia para Ana Estrada, una mujer de 43 años que se convirtió en la primera persona del país en ser autorizada a poner fin a su propia vida.

La decisión se produjo después de que un juez anterior del Tribunal Supremo cambiara su posición, permitiendo que el caso se resolviera finalmente con los cuatro votos necesarios.

“El magistrado del Tribunal Supremo Carlos Calderón Puertas se suma a la posición mayoritaria de los magistrados sobre el protocolo de actuación médica, en el recurso de consulta del amparo seguido por Ana Estrada, y resuelve definitivamente el caso”, ha señalado el órgano judicial en su cuenta de Twitter.

El protocolo de eutanasia, que estaba pendiente de la decisión del Tribunal Supremo el 15 de julio, ha quedado así finalizado. La operación será realizada conjuntamente por el Ministerio de Salud (Minsa) y la Seguridad Social.

El candidato defendió su batalla
“La resolución será notificada en los próximos días, ya que aún está en proceso la redacción final del fallo y la firma de los jueces intervinientes”, anunció el Poder Judicial, según una nota de ‘La República’.

Te puede interesar



La solicitante de la primera eutanasia realizada en Perú es una activista que padece una polimiositis incurable y progresiva, con la que vive desde los 12 años.

A través de su blog personal, la activista ha apoyado públicamente su lucha y se ha convertido en la cara visible de los intentos de legalizar la eutanasia en el país sudamericano.

“Mientras estaba en cuidados intensivos, pedí ver al psiquiatra para que me recetara lo que necesitaba, porque quería morir. Pedí morir (…) Hasta que en 2017, poco a poco, comenzó mi búsqueda. Y claro, con cada negativa, volvía a caer”, dice la autora en uno de los últimos artículos escritos en su blog tras su comparecencia ante la Audiencia que ahora le ha dado la razón, durante la cual le preguntaron si estaba deprimida.

“Empecé a escribir en este blog porque así es como empezó todo hace dos años. Vuelvo a la raíz y sigo mi comida. Y ya nadie me dirá que es imposible. Mi voz es una orquesta”, concluye el artículo.

mg (afp, AP,dw)