Panamá: las protestas continúan a pesar de los anuncios de Laurentino Cortizo.

Las protestas comenzaron hace una semana contra el aumento de los precios del combustible, los medicamentos, los alimentos y los residuos públicos.

Dirigentes sindicales que participaron en una marcha masiva en Panamá criticaron el martes (12/07/2022) al presidente del país, Laurentino Cortizo, por su anuncio de medidas de austeridad para reducir el gasto público, como el recorte del 10% de los salarios estatales, que, según ellos, provocará despidos y “más hambre”.

El 11 de julio, Cortizo anunció que congelaría el precio del combustible en 3,95 dólares por galón (3,78 litros). Este anuncio siguió al de la congelación de los precios de diez alimentos básicos. Además, el Ejecutivo anunció que el martes el Consejo de Ministros aprobó, entre otras medidas de austeridad, “la introducción de un proceso de reducción de la masa salarial del sector público en un 10% y la introducción de un plan de pensiones voluntario para los empleados del sector público”.

“¿Saben lo que significa recortar los salarios del Estado? Que todos estos panameños, el 10 por ciento, no sé cuánto ponen (en ese porcentaje) y todo el resto: se van a la calle (despedidos). Esto es hambre”, dijo a la agencia Efe Saúl Méndez, secretario general del sindicato de la construcción (SUNTRACS), la principal industria de Panamá, que ha convocado una huelga de 24 horas para el 13 de julio.

El gobierno de Cortizo “debe entender que no puede seguir gobernando para los ricos que financiaron su campaña electoral”. Y la gente que te vota, ¿es así como se lo agradeces? ¿Haciéndolos aún más miserables (socialmente) de lo que ya son?”, se preguntó Méndez, asegurando que por eso la población se ha movilizado en todo el país y sale a la calle para exigir “propuestas concretas” para bajar el coste de la vida y acordar un aumento general de los salarios.

La manifestación del martes fue una de las mayores desde que comenzaron las protestas hace más de una semana contra el aumento de los precios del combustible, los medicamentos, los alimentos y los residuos públicos.

Te puede interesar



Grupos de manifestantes -entre ellos indígenas, estudiantes, trabajadores y profesores- llegaron pacíficamente a la Asamblea Nacional (parlamento). Un pequeño grupo de estudiantes universitarios intentó romper la valla que establecía una zona de seguridad alrededor del edificio del Congreso, pero la situación no degeneró y no hubo enfrentamientos con la policía, que se mantuvo a una distancia segura. También se celebraron manifestaciones y marchas en varias provincias del país, exigiendo al gobierno medidas más concretas y “reales” para afrontar la crisis económica.

ama (efe, ap, afp, dw)