La ola migratoria venezolana cede ante la presión de EEUU

Casi 1.000 venezolanos indocumentados se vieron obligados a abandonar su refugio temporal en Panamá y regresar a su país. Otros 600 están esperando los billetes de avión para seguirlos.

Alrededor de 900 migrantes venezolanos que se encontraban en un centro de acogida en Ciudad de Panamá han regresado voluntariamente a su país en «vuelos humanitarios» en los últimos días, informó el martes (25.10.2022) la directora de la Oficina de Migración de Panamá, Samira Gozaine.

En estos traslados se dio prioridad a los niños y a las mujeres embarazadas que se encontraban en un albergue temporal habilitado por la misión diplomática venezolana en Panamá, dijo el jefe del Servicio Nacional de Migración (SNM).

Gozaine explicó que más de 80 niños y más de 35 mujeres embarazadas salieron de estos vuelos humanitarios, por lo que sólo permanecieron en el albergue las personas menos vulnerables, que son las familias, los hombres jóvenes.

Lee las últimas noticias Venezuela

«Hay unas 600 personas que siguen aquí, algunas están viajando, muchas han comprado sus billetes (de avión) con la misión (diplomática), muchas se irán con otro tipo de vuelos, hay muchos donantes que vienen a donar y comprar billetes para ellos», dijo el funcionario.

Te puede interesar



El 12 de octubre, Estados Unidos aplicó una ley de inmigración que establece que cualquier venezolano que entre en el país tras cruzar ilegalmente las fronteras de México y Panamá será deportado a territorio mexicano.

La medida se anunció en el contexto de una creciente crisis migratoria regional, marcada por el número sin precedentes de más de 206.000 viajeros irregulares que llegaron a Panamá este año, en su mayoría venezolanos, con destino a Norteamérica tras cruzar la peligrosa selva de la frontera del Darién.

Disminución del flujo migratorio

Las autoridades panameñas ya están observando un descenso «considerable» en el número de migrantes que llegan al país a través del Darién, dijo el jefe del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá, Oriel Ortega.

Otro efecto de la medida estadounidense es que muchos venezolanos que estaban en tránsito irregular están optando por regresar a su país, lo que ha llevado a la misión diplomática venezolana a abrir un refugio temporal en Ciudad de Panamá.

En una reunión con los dos parlamentarios, el presidente panameño Laurentino Cortizo pidió a Estados Unidos «apoyo» para hacer frente al histórico flujo de migrantes irregulares que llegan al país con destino a Norteamérica.

«Panamá es un país con pocos recursos y apoyamos el regreso de los venezolanos a su país. Sólo este año han pasado por Darién 206.000 migrantes, 170.000 de ellos venezolanos. Necesitamos el apoyo de Estados Unidos’, dijo el presidente panameño, según el comunicado.

Panamá recibe a los migrantes irregulares en tránsito en las Estaciones de Recepción de Migrantes (ERM) en la frontera con Colombia (sur) y Costa Rica (norte), donde se recogen sus datos biométricos y se les ofrece alimentación y atención médica, una operación que consumió unos USD 50 millones entre 2020 y este año, según cifras oficiales.

gs (efe, La Estrella de Panamá,dw)


Continúa leyendo

[anuncio_b30 id=10]