Conéctate con nosotros

Noticias Venezuela

La CCPC de China se sitúa en el centro del comercio de petróleo de Irán y Venezuela

Publicado

en

NUW2LDVUPVL55ABLL7XB4AY7SU
Escúchalo
Voiced by Amazon Polly

Una empresa china de logística ha surgido como un actor central en el suministro de petróleo sancionado de Irán y Venezuela, incluso después de que fuera incluida en la lista negra de Washington hace dos años por manejar crudo iraní, dijeron a Reuters siete fuentes con conocimiento de los acuerdos.

Con información de reuters.com

El papel más prominente de China Concord Petroleum Co, también conocida como CCPC, y su expansión en el comercio con Venezuela, no han sido reportados previamente y destacan las limitaciones del sistema de restricciones de Washington, dicen los analistas.

Lee las últimas noticias Venezuela

Los detalles de los acuerdos fueron descritos a Reuters por una serie de personas, incluyendo una fuente con sede en China familiarizada con las operaciones de CCPC, funcionarios iraníes y una fuente de la compañía petrolera estatal venezolana PDVSA.

Te puede interesar

CCPC se involucró en el comercio de petróleo venezolano este año a través de acuerdos con pequeñas refinerías chinas independientes conocidas como teteras, según los programas de carga mensuales, los programas de exportación y las facturas de abril y mayo de este año de PDVSA, así como los datos de seguimiento de los buques tanque y la fuente de PDVSA.

La empresa registrada en Hong Kong se ha convertido rápidamente en un socio importante para Caracas, fletando buques en abril y mayo que transportan más del 20% del total de las exportaciones de petróleo de Venezuela en ese período o casi 445 millones de dólares de crudo, los documentos de PDVSA y los datos de seguimiento de los buques tanque mostraron. CCPC no fletó ningún barco con petróleo venezolano en junio, según los documentos.

Muchas refinerías de todo el mundo, incluidas las estatales de China, dejaron de comprar crudo de Irán y Venezuela tras la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos, lo que redujo las exportaciones de millones de barriles diarios y los ingresos de miles de millones de dólares.

Teherán y Caracas, que dependen de los ingresos del petróleo para el funcionamiento de sus países, han entablado desde entonces un elaborado juego del gato y el ratón con Washington para seguir exportando crudo, empleando numerosas técnicas para evitar ser detectados, como las transferencias de barco a barco, las empresas ficticias y los intermediarios que operan fuera de la esfera financiera de Estados Unidos.

Seguir leyendo
Coméntanos tu opinión
Publicidad

Destacadas