La tormenta Bonnie provoca 26 inundaciones en Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, dijo que los daños fueron menores de lo esperado gracias a la trayectoria de “Bonnie”.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica informó el sábado (02.07.2022) que la tormenta tropical Bonnie causó 26 inundaciones, principalmente en el norte del país.

La tormenta Bonnie tocó suelo costarricense el pasado viernes a las 21:00 hora local (3:00 GMT del sábado), provocando lluvias y fuertes vientos, especialmente en los cantones del norte del país.

Sin embargo, en las últimas horas, la intensidad ha disminuido y ha permitido que 3.500 personas previamente refugiadas regresen gradualmente a sus hogares.

“Tenemos una gran sensación de alivio porque, aunque ha habido daños y personas afectadas, esta tormenta no ha causado el daño que podría haber causado si hubiera tomado un camino diferente”, dijo el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, en una conferencia de prensa.

Según las autoridades, se registraron 26 casos de inundaciones en cantones como Bagaces y Santa Cruz, en la provincia de Guanacaste, en el Pacífico Norte, Limón y Siquirres, en el Caribe, y Upala y San Carlos, en la provincia norteña de Alajuela.

Te puede interesar



La CNE ha desplegado personal sobre el terreno para evaluar los impactos iniciales, las zonas inundadas y la asistencia a los refugios. Además, el Servicio Nacional de Sanidad Animal envió veterinarios y alimentadores a varios refugios donde había animales de compañía.

Seguimiento de las condiciones meteorológicas
La CNE ha indicado que mantendrá el estado de alerta roja en los cantones de Liberia y La Cruz, en Guanacaste, ya que la tormenta tropical Bonnie mantiene su influencia sobre el Pacífico en Costa Rica.

El último informe del Instituto Nacional de Meteorología revela que en las últimas seis horas (desde las 6:00 hasta las 12:00 horas del sábado) se produjeron lluvias de diversa intensidad, registrándose las mayores cantidades en las regiones del norte del país.

Los comités de emergencia seguirán vigilando las condiciones meteorológicas y permanecerán activos en las zonas de mayor riesgo, al tiempo que continuarán revisando las existencias de materiales para la atención de la población afectada.

Las autoridades han aconsejado a la población, especialmente a la que vive en zonas de riesgo, que se mantenga informada, que extreme las precauciones en las regiones montañosas del país, como los parques nacionales o las zonas volcánicas, y que tome precauciones en caso de que se produzcan condiciones adversas en las carreteras debido a la lluvia, la niebla y los vientos, así como a la visibilidad, la caída de árboles y los desprendimientos.

mg efe, La Nación,dw)