La presidenta del Congreso peruano denuncia amenazas de muerte

María del Carmen Alva dijo que las amenazas provenían de mensajes de WhatsApp enviados al teléfono de una de sus hijas.

La presidenta del Congreso peruano, María del Carmen Alva, ha denunciado este miércoles (15.06.2022) que ha sido amenazada de muerte mediante mensajes SMS en los que se le pedía que dimitiera.

Antes de comenzar el pleno del Parlamento, Alva emitió un comunicado en el que aseguraba haber recibido “una infame amenaza a través de la aplicación WhatsApp”, enviada al teléfono de una de sus hijas desde “un número con un código de otro país”.

“Quiero denunciar este hecho y comunicarlo a la representación nacional y a la prensa. No podemos permitir que esto ocurra”, dijo.

La presidenta del Congreso, que permanecerá en el cargo hasta el 8 de julio debido a la prórroga de la actual legislatura, añadió que en los últimos días también había sido “víctima de audios manipulados y ya había recibido amenazas para difundirlos, amenazas que no sólo venían de fuera del poder legislativo, sino que también se grababan dentro del Congreso”.

“Ahora no se trata de manipulación de audio, sino de amenazas concretas pidiendo mi dimisión, mencionando mi lugar de residencia”, dijo.

Te puede interesar



Se refiere así a dos audios difundidos la semana pasada en las redes sociales en los que habla de la posible destitución del presidente Pedro Castillo, con quien mantiene un abierto enfrentamiento político, y asegura que las Fuerzas Armadas apoyan al Congreso en su lucha contra el Ejecutivo.

No seré derrotado.
Aunque la presidenta del Congreso confirmó la autenticidad de las dos grabaciones, declaró que había sido víctima de espionaje y anunció unos días después que denunciaría ante los tribunales a “los responsables” de las grabaciones.

El miércoles, tras expresar su indignación por las amenazas de muerte, añadió que no iba a “permitir que se volvieran contra” su familia y se preguntó si la atacaban “porque es una mujer honesta que siempre ha actuado con rectitud”.

“Si el objetivo es intimidarme, les digo que no me van a doblegar, soy una mujer de principios que pertenece a un partido que siempre ha estado del lado de la democracia. Ante los ataques políticos, estoy ahí, pero denunciaré las amenazas porque son bajezas que sólo utilizan los delincuentes”, concluyó.

Tras dar esta información, legisladores de diferentes partidos expresaron su solidaridad con el presidente del Congreso, que es miembro del partido de centro-derecha Acción Popular (AP), y pidieron que se investigaran las amenazas.

mg (efe, El Comercio,dw)