El fiscal general de Perú dimite tres días después de su nombramiento

Javier León Mancisidor dijo que el motivo de su dimisión era priorizar el bienestar de su familia tras las acusaciones de fraude contra él.

El fiscal general de Perú, Javier León Mancisidor, anunció el domingo (09.10.2022) su renuncia al cargo para el que fue nombrado el pasado jueves, en medio de los cuestionamientos a una supuesta investigación en su contra por fraude a favor de un narcotraficante.

En una rueda de prensa, anunciada una hora antes de su inicio, el fiscal explicó que su decisión respondía a su deseo de priorizar el bienestar de su familia y aseguró que no había cometido «ningún delito».

«He decidido dimitir, no por falta de capacidad, no por falta de habilidad, como muchos quieren hacer creer (…) simplemente mi familia se ha visto afectada por esta situación y nosotros también tenemos la obligación de escucharles», dijo.

«No he cometido ningún delito».
León Mancisidor fue designado el pasado jueves como fiscal general del Estado, en sustitución de María Caruajulca, mediante una resolución publicada en el diario oficial El Peruano y firmada por el ministro de Justicia, Félix Chero, y el presidente Pedro Castillo.

Sin embargo, su nombramiento ha causado polémica porque, según la prensa local, fue investigado por la fiscalía en 2012 por denuncias de apropiación indebida para cometer delitos, falsificación de documentos y fraude procesal a favor de Fernando Zevallos, condenado por lavado de dinero y tráfico ilícito de drogas.

Te puede interesar



«No he cometido ningún delito, no tengo nada que ocultar. Esta situación me perjudica a mí y a mi familia», dijo el abogado.

León Mancisidor fue asesor de un congresista fujimorista entre 2012 y 2013 y ha ocupado cargos en las municipalidades de Punta Negra y Vantanilla, entre otras.

mg (efe, La República)