El Congreso de Panamá aprueba el uso medicinal del cannabis

Se espera que el presidente Laurentino Cortizo firme la ley, que convertiría a Panamá en el primer país centroamericano en contar con este marco legal para el consumo de marihuana.

La Asamblea Nacional de Panamá (AN, Parlamento) aprobó el lunes (30.08.2021), en tercer y último debate, una ley que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados, una propuesta presentada hace cinco años.

“El Pleno de la Asamblea Nacional, en tercer debate, aprobó el Proyecto de Ley Nº 153 que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados y dicta otras disposiciones”, informó el órgano legislativo en su cuenta de Twitter.

Ahora falta que el Ejecutivo, encabezado por Laurentino Cortizo, promulgue la ley y la publique en la gaceta oficial para que entre en vigor, lo que convertiría a Panamá en el primer país centroamericano en contar con este marco legal para el consumo de marihuana.

La AN informó que la ley estipula que el Ministerio de Salud (Minsa) puede definir el número de licencias para la fabricación de derivados del cannabis medicinal, pero que, como medida cautelar, “hasta cinco años (después) de la promulgación de la ley, sólo se podrá autorizar un máximo de siete licencias (…) para supervisar y controlar el desarrollo del mercado nacional”.

“Tras la expiración del periodo de cinco años descrito, no se puede reducir el número de licencias previamente aprobadas”, dijo el Parlamento en un comunicado.

Te puede interesar



Costes asequibles de los derivados del cannabis
El reglamento establece que la importación de derivados del cannabis medicinal “sólo podrá concederse para abastecer a los pacientes del programa de utilización del cannabis y al mercado nacional”, y que “prohíbe estrictamente la comercialización de productos de cannabis medicinal a domicilio o por internet en el país”.

El diputado y presidente de la Asamblea Nacional, Crispiano Adames, dijo la semana pasada, cuando se aprobó la ley en el segundo de los tres debates, “que los mayores beneficiarios serán las personas que sienten dolor a diario”.

Adames destacó que la ley “garantizará el mantenimiento de costes asequibles en cuanto a los productos derivados del cannabis medicinal”, y que establece un consejo técnico que incluirá a dos representantes de organizaciones de pacientes con enfermedades crónicas degenerativas.

Además, la ley autoriza al Minsa a crear el Programa Nacional para el Estudio y Uso Medicinal del Cannabis y sus Derivados, para promover la investigación, las iniciativas educativas y el uso adecuado, según un comunicado de la Asamblea Nacional.

La semana pasada, el diario La Prensa publicó que la empresa canadiense Canna Med Panamá S.A. había patrocinado un viaje a Luisiana (EE.UU.) de cinco funcionarios, algunos de los cuales son claves en la toma de decisiones sobre el futuro negocio del uso de la marihuana medicinal, y la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) abrió una investigación.

mg (efe, afp, dw)