Connect with us

Investigación y especiales

Monomeros al servicio de los intereses del G4

Published

on

monomeros-servicio-g4

A los venezolanos nunca les sonó Monómeros hasta que en febrero del año 2019 se anunció que el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, había tomado el control de la empresa.

Monómeros fue creada hace 53 años, y es la empresa que los petroleros consideraban afortunada porque “era la única que el chavismo no había podido destruir”. Esto debido a que los controles se encuentran en Colombia. En las entregas anteriores de esta investigación hemos explicado la alta estima de la que siempre gozó Monómeros en el mundo empresarial colombiano, y como generadora de empleo y motor de la economía en Barranquilla.

Colombia apoyó irrestrictamente a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, por lo que la toma de la empresa por parte de la Junta Ad Hoc designada por Juan Guaidó –aunque realmente quién decidió los nombres fue Leopoldo López- no tuvo ningún inconveniente. La mañana del 12 de abril del 2019, llegaron los nuevos directores a la sede de Monómeros.

Para el momento, Pedro Lugo era el Gerente General de la empresa y se entendió directamente con Humberto Calderón Berti, entonces representante de Guaidó en Colombia. El ambiente no fue hostil. Más bien privó la diplomacia. Anteriormente describimos que Lugo colaboró con la nueva junta de forma importante al lograr hacer respaldo de los datos de la empresa, y rescatar 17 millones de dólares evitando que llegaran a las arcas del Régimen.

Humberto Calderón Berti dio un discurso afable en el comedor de empleados de la empresa y luego la Junta Directiva se reunió con el Sindicato, cuyos representantes dijeron expresamente que aceptaban a la nueva directiva siempre y cuando se hicieran las cosas en beneficio de la empresa y sobre todo, que no se politizara Monómeros, pues según los propios trabajadores, lo que había permitido que Monómeros funcionara eficientemente, había sido que ni el chavismo había podido politizarla.

Comienza el guiso

El deseo de los trabajadores acerca de que la empresa no se politizara, ya se había incumplido antes de que los directores pisaran la sede de Monómeros, pues cada uno de los miembros eran cuota del G4, los cuatro partidos que forman la alianza con Guaidó: Voluntad Popular, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia.

La primera Junta designada estaba conformada por:

Principales:

  • Jon Bilbao (AD).
  • José Alberto De Antonio (PJ).
  • José Ignacio González (UNT).
  • Yadid Jalaff (AD).

Suplentes:

  • Tom Delfino.
  • Freddy Goerke.
  • Jorge Yánez.
  • Mireya Ripanti.
  • Ceimi Dayana.
  • Martínez Budez.

En promedio, los miembros de esta primera Junta Directiva de Guaidó, a pesar de que fueron impuestos por los partidos, contaban con credenciales técnicas y gerenciales en la industria petroquímica y petrolera.

Yadid Jalaff no proviene de la industria petrolera. Es de profesión abogado pero muy bien relacionado con el sector comercial de Barranquilla, de manera que AD justificó su designación por la necesidad de que uno de los miembros de la Junta manejara estas materias pues el resto no conocían realmente el terreno.

Los miembros de la primera Junta Ad Hoc prácticamente no pudieron hacer su trabajo. Jon Bilbao, designado presidente de la Junta, un hombre ya en la década de los 70, vivía en Venezuela cuando se le pidió hacerse cargo del delicado tema. Bilbao accedió y se mudó a Barranquilla.

jhon-bilbao
Jon Bilbao dejó su vida en Venezuela para encargarse de Monómeros y ahora no puede regresar

La mayoría de los miembros de la Junta Directiva formaban parte también del Comité Ejecutivo, excepto un personaje, llamado Ramón Crespo, de nacionalidad colombo-venezolana, a quien no se le invitaba a las reuniones de Junta Directiva.

Menos de un mes después de haber asumido Monómeros, la Junta es llamada a una reunión en Bogotá, en la que participaría el embajador Calderón Berti y los diputados de la Asamblea Nacional miembros de la Comisión de Energía y Petróleo, y otros que sin ser parte, también se presentaron…

Apenas asumió la nueva Junta AD Hoc, por la sede de Monómeros en Barranquilla desfiló toda clase de personajes que llegaban “en nombre de…” a pedir “tal contrato…”. Se presentaban emisarios de dirigentes del G4 con solicitud de dinero en efectivo o exigiendo contratos para empresas de maletín, todos con el argumento de: Esto es para la campaña de Julio Borges a la Presidencia. Esto es para la causa. Esto es para la campaña de Leopoldo López a la Presidencia…etc.

Dos de ellos fueron Oscar Ronderos y Bernabé Gutiérrez, ambos entonces muy cercanos a Henry Ramos Allup. Exigieron reunirse con  Jon Bilbao y éste no los recibió. Al enterarse de la presencia de Ronderos y Gutiérrez en Barranquilla, Ramos Allup se comunicó con Bilbao para asegurarle que él no los había enviado: “¡El jefe de AD soy yo –chilló Ramos Allup- y no he enviado a nadie!”.

ronderos-bernabe
Oscar Ronderos y Bernabé Gutiérrez se presentaron en Monómeros a pedir en nombre de AD, pero Henry Ramos los desautorizó.

Entre los personajes que llegaron a  Barranquilla al inicio de la gestión Guaidó, a presionar “en nombre de…”, destacó Alfredo Chirinos quien dijo representar Henry Ramos Allup. Se reunía con directivos y contratistas de Monómeros en Barranquilla para pedir coimas a cambio de mantenerlos dentro de la empresa y otorgarles nuevos contratos.

Alegaba además que todo iba al partido Acción Democrática que necesitaba financiamiento. Las reuniones se hacían en un conocido restaurante español en Barranquilla y en un hotel de lujo. Chirinos recibía el dinero y de Barranquilla volaba a Madrid. Hoy se encuentra viviendo como millonario en España, después de haber sido prácticamente el chofer de Henry Ramos Allup.

ALFREDO-CHIRINOS
Alfredo Chirinos vive ahora en Madrid con el dinero que obtuvo en varias visitas a Barranquilla y Monómeros.

La famosa reunión del G4 y Monomeros

A la salida del cargo de Humberto Calderón Berti como representante de Juan Guaidó en Colombia, arrancó el rumor que nunca se convirtió en información, -porque no hubo una declaración oficial al respecto- de una reunión que se habría celebrado en Bogotá en la que representantes del G4 exigieron su cuota en los cargos, pero sobre todo en los contratos.

En la reunión estuvo presente Humberto Calderón Berti, y todos los miembros de la Junta Ad Hoc de Monómeros. Por la Asamblea Nacional Tomás Guanipa (PJ), Norah Bracho (UNT) Manuel Rosales y un asistente no identificado (UNT), Elías Mata (UNT) Jorge Millán (PJ) Luis Stefanelli (VP), Tobías Bolívar (AD).

La reunión estuvo realmente caldeada porque los diputados, especialmente Elías Mata y Jorge Millán, se dirigieron a los directivos de Monómeros de manera irrespetuosa. Les gritaron y los trataron como subalternos desobedientes.

Elías Mata particularmente le reclamó a José Alberto De Antonio, quien estaba en la Gerencia de Finanzas además de pertenecer a la Junta, que le había enviado a una persona para Barranquilla con el fin de que lo contrataran para instalar el sistema SAP de Monómeros  y “no lo habían obedecido”.

De Antonio le respondió que no lo irrespetara, pues él pertenece a la Gente del Petróleo, es decir, a la PDVSA previa a Hugo Chávez, en dónde se hacían las cosas correctamente y los contratos se otorgaban por licitación, y aclaró que el enviado de Elías Mata no llevó los recaudos mínimos indispensables para solicitar un contrato tan importante.

 Stefanelli pidió respeto a sus colegas y el diputado Bolívar incluso se salió de la reunión.

La intervención de Manuel Rosales ha sido muy comentada, pero todas las informaciones se reducen a la molestia de Rosales porque no se le adjudicó cierto contrato. La realidad es que Rosales reclamó que un sujeto llamado Ramón Crespo, que formaba parte del Comité Directivo, no era convocado a las reuniones de Junta Directiva. Rosales exigió tomar en cuenta a Ramón Crespo.

Lo que pudiera parecer una cuota insignificante que Rosales pidió a Monómeros, es en realidad la punta del iceberg de esta investigación, pues Ramón Crespo, quien ahora sabemos representa entre otras cosas los intereses del Grupo de Rosales (del cual forma parte Tobías Carrero y Alberto Federico Ravell), anda detrás de la gallina de los huevos de oro. En la edición de mañana lo explicaremos detalladamente.

manuel-rosales-monomeros
Mucho se ha hablado del interés de Manuel Rosales y Monómeros. Esta investigación nos ha llevado a la relación de Rosales con los guisos en la empresa. En la edición de mañana se revelarán.

Una Junta fugaz

La primera junta directiva Ad Hoc se diluyó fugazmente. Fueron pocos meses resistiendo presiones de todo tipo, incluso de  personajes que se presentaban a chantajear so pena de hablar con uno u otro jefe de partido para que los destituyeran.

El primer escándalo fue el de las dietas que se pagaban a los miembros de la Junta Directiva por cada reunión. En Monómeros, la Junta Directiva se reúne 3 veces al año y recibían un pago de 3 mil dólares cada uno. La Junta Ad Hoc se estaba reuniendo tres veces a la semana cobrando los mismos 3 mil dólares. Es decir, cada miembro cobraba 9 mil dólares semanales.

Jon Bilbao propuso reducir el número de juntas a dos al mes mientras se reestructuraba la empresa y bajar la dieta de 3 mil a 1500, pero Carmen Elisa Hernández se opuso. A pesar de que Jon Bilbao era el Gerente General, Carmen Elisa Hernández se imponía siempre sobre sus decisiones y la razón que esgrimía, es que ella recibía y ejecutaba las órdenes de Leopoldo López.

Bilbao había cuestionado por ejemplo, que Carmen Elisa Hernández quería ser miembro de la Junta Directiva, Directora y además se había creado una gerencia Corporativa, pretendiendo cobrar por los tres cargos. Finalmente Hernández, a pesar de no tener la autoridad para ello, nombró Gerente General a Jorge Yánez (quien entró ganando un sueldo de 20 mil dólares mensuales) y bajó a Bilbao al directorio.

A los pocos días Bilbao renunció, y se vio obligado a quedarse en Colombia, sin trabajo, pues el Régimen allanó hasta su casa en Venezuela después que él aceptó el cargo en Monómeros. Yánez tampoco duró mucho y con la pandemia tomó un vuelo humanitario hacia España donde permanece.

Las presiones a los directivos y personal de gerencia media eran tales que debían obedecer. Si no lo hacían, simplemente serían despedidos. Esto incluso llevó a los afectados a convocar al Comité de Recursos Humanos por denuncias de acoso laboral incluso a personal colombiano. En vista de no acatar dichas órdenes se dan innumerables cambios de Junta y Gerencia general, Gerencia comercial, financiera, suministros y auditoría.

La Junta Directiva ha sido cambiada varias veces como consta en los registros de la Cámara de Comercio de Barranquilla. Estos cambios obedecieron a nombramientos por intereses políticos, lo cual es una incoherencia en la cultura organizacional de la empresa.

De la Junta original, sólo queda Carmen Elisa Hernández quien, por decisión de Leopoldo López, es la presidenta.Ramón Crespo, tal como lo exigió Manuel Rosales en la famosa reunión en Bogotá, pasó a formar parte de la Junta Directiva de Monómeros, y el Gerente General actualmente es Gustavo Sol, quien al llegar a las instalaciones de Monómeros comentó abiertamente: “Mi experiencia en agricultura es que tengo una siembra de cerezas en casa”.

Ninguno de los que maneja actualmente Monómeros tiene experiencia en Petroquímica e Fertilizantes, una materia muy específica. Pero todos le responden a Leopoldo López.

Un personaje que es nadie pero está en todo

Desde abril de este año, está en Monómeros un personaje llamado Jorge Pacheco, relacionado con Voluntad Popular y que está en permanente comunicación con Yon Goicoechea. No está en la nómina de la empresa, no es personal de Monómeros, pero tiene carnet de Monómeros.

JORGE PACHECO URIBE
Este es Jorge Pacheco en una foto acompañado de Alvaro Uribe. Pacheco ha alegado que sus relaciones políticas en Colombia son importantes para Monómeros.

Entra a las instalaciones por la puerta de los directores, no tiene sueldo asignado pero viaja con pasajes, viajes y gastos pagados por Monómeros. Vive con toda la familia en Barranquilla. Nadie sabe cuál es su función, pero todos los empleados administrativos, de las áreas de producción, proyectos y comercial de Monómeros, han viajado con Pacheco por todo el país, y dan testimonio de que es él quien actúa definiendo contratos, y recibe el 10 por ciento. Pacheco siempre argumenta que sus relaciones políticas en Colombia son importantes para Monómeros.


Toda la investigación sobre Monómeros

[pt_view id=»bcc6921sqj»]

Advertisement
Click to comment

Investigación y especiales

Editorial: La Vergüenzuela del toyobobo

Published

on

By

Toyobobo - factores de poder

En la Vergüenzuela del toyobobo—no Venezuela—, la máxima de algunos influencers de «fingirlo hasta lograrlo» pareciera ser el lema. El derroche de lujo que los venezolanos ven atónitos en las redes sociales de manos de personajes desconocidos, que hicieron una fortuna inexplicable gracias a la proximidad del dinero malhabido ocupa lo que se conoce como «la arrechera cotidiana».

Por las calles de las ciudadades venezolanas —y algunos pueblitos— estos hombres se desplazan en vehículos de lujo, ataviados con costosas prendas, con voluptuosas mujeres a sus lados. Se retratan con gruesos fajos de billetes, usan lenguaje soez, misógino y poco elocuente.
Son hombres nuevos revolucionarios que dejan que las apariencias los definan.

Cuando Fidel Castro fue entrevistado por Oliver Stone en uno de sus documentales, el mandatario antillano alardeaba que las prostitutas de su país tenían títulos universitarios, inciso que nos lleva a la nueva mujer revolucionaria venezolana: Guapa, voluptuosa —natural o de quirófano—, con frecuencia formada en instituciones de educación superior que para mantener —o aparentar un status quo— se codea con hombres corruptos poderosos, siempre como accesorio —nunca vista como una pareja, novia, esposa o compañera sentimental— utilitaria, de adorno, como un pedazo de carne a ser exhibido en el festín, cuyo único propósito es satisfacer las bajas pasiones del macho de turno.

toyobobo -

El Toyobobo como cosmovisión chavista

Toyobobo es un término popularizado en internet que hace referencia a ciertas personas que —en términos marxistas— exhiben un «fetiche por lo material», en este caso por el fabricante automotriz de la tierra del sol naciente.

Este curioso y corrupto fenómeno sociológico del nuevorriquismo impúdico, kitsch y desvergonzado que son los toyobobos, tienden a ser personajes necesitados de grandilocuencia y atención.

Las ocurrencias del toyobobo, que a veces se disfrazan de «humor» revelan a un grupo social que pasó de pedir prestado para comer y montarse en transporte público a descorchar botellas de Dom Perignon en un yate en Lechería o cualquier paraíso tropical perturbadoramente perfecto que conforman la geografía insular venezolana al ritmo caribeño del reggaetón rodeado de mujeres escasamente vestidas de moral cuestionable.

Compran vehículos de esta marca —y otras incluso más costosas—, y «los envenenan», colocándoles accesorios de costosas marcas en talleres especializados que pertenecen a individuos vinculados al sector de la defensa, de las contrataciones públicas vinculadas a las minas, y a las otras mafias que plagan la geografía venezolana.

La sociedad venezolana mostró su repudio a una reciente publicación en redes sociales de una empresa de blindaje que mostraba los aspectos más decadentes de una Vergüenzuela de lentejuela, tacones, extensiones, silicona y cocaína.

Esa fachada artificial de concesionarios de lujo, de bodegones del narcolavado; esa pretensión de querer hacer de la depauperada Venezuela una pantalla de prosperidad a manera de verbena anarcocapitalista provinciana, guapa, dicharachera, pretensiosa, desaprensiva y chata no aguanta más.

Los intelectuales del país, cuyas gargantas todavía saborean el marxismo lightgluten-free, que se la pasan citando en sus columnas a las rebeliones polimorfas de Herbert Marcuse, Teodoro Petkoff y Theodor Adorno hoy se quejan de los excesos revolucionarios cuando muchos votaron por el Polo Patriótico en 1998.

El weltanschaaung chavista pasó de las causas por los pobres a andar «arrebatado dando vuelta en la jeepeta con una rubia que tiene grandes las tetas», como dice la lírica reggaetonera tan de moda en TikTok, que es donde les gusta derrochar físico a los toyobobos.

Nos enfrentamos a una casta opositora formada en el ancien régime guanábano —y con añoranzas de revivirlo— que son los mismos que se quejan del chavismo y sus excesos cuando tienen admiraciones por André Gorz, Simone de Beauvoir, y Jean Paul Sartre, que decoran sus casas con obras de Frida Kahlo y que suben estrofas de Pablo Neruda a sus redes sociales y ahora se aferran las nuevas causas izquierdistas de moda en un país con problemas reales.

Esta lamentable paradoja que ocurre en el albor de una nueva década que no parece haber superado al postcomunismo y los oníricos pronósticos de hombres como Francis Fukuyama.

De las ganancias de la libertad artística, sexual, y religiosa que los herederos del Mayo francés de 1968 consideran conquistas, avances y logros nos queda el ascenso de un islam radical en Medio Oriente, un puritanismo americano que no le importa lo que ocurra al sur de sus fronteras y esta Venezuela artificial en la que unos andan regodean una abundancia que se encarna en una moneda imperial verde calificada de esclavista por la tropa radical que gobierna el país.

El dinero, no así la economía ocupa la fantasía del toyobobo y su cotidianidad, acompañada de Viagra, perico y ron —malos consejeros—dan el retrato de una Vergüenzuela identificada con una cantidad de botines dispersos en la administración pública.
Hoy, cuando el dinero escasea para la mayoría de los venezolanos, el dolor, resentimiento y rabia de los huérfanos de prosperidad, buscan en la vía fácil que ofrece el dinero malhabido un salvavidas a costa de perder todo sentido de la moralidad.

Mira la cobertura de Patricia Poleo sobre el caso Toyobobo

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Investigación y especiales

Movimiento 5 Estrellas al servicio del estado Petronarcochavista

Published

on

movimiento 5 estrellas giuseppe conte

por Cosmo de la Fuente, desde Italia

  • De la relación mafiosa entre el chavismo y el gobierno italiano del Movimiento 5 Estrellas.
  • De las consecuencias para los venezolanos de tan nefasta relación.

La peor desgracia para Venezuela, causada por el actual gobierno italiano en manos del “Movimiento 5 Estrellas”, es que no hay una voluntad sincera de ayudar a nuestro país a librarse de la tiranía de la que es víctima.

Es imperdonable el hecho de que los dos partidos gobernantes, PD (partido democrático) y M5S (Movimiento 5 Estrellas), se abstuvieran en la resolución sobre la crisis en Venezuela, aprobada por el Parlamento Europeo.

¿Cómo pueden auto proclamarse defensores de la democracia y no utilizar el único medio a disposición del Parlamento para decir claramente que no sostienen a Maduro?

Como muchos venezolanos en Italia, yo también he manifestado y hablado con representantes políticos italianos.

La tiranía criminal de Maduro, —coludido con el narcotráfico— que a la luz del sol ha organizado elecciones falsas y ha hecho desaparecer a ciudadanos y opositores, no parece interesar a los gobernantes italianos.

Siguen hablando de elecciones libres y diálogos inútiles aunque saben que la tiranía no puede ser derrotada de forma democrática.

Que el Movimiento 5 Estrellas nunca ha demandado (como había amenazado) al diario español ABC, que reveló financiación del régimen venezolano a Casaleggio, fundador del movimiento, evidencia que existen verdades inocultables. Pero en Italia ha caído la censura sobre este tema.

Si por un lado ya nos enteramos de la inmovilidad del M5E debido a sus simpatías por Nicolás Maduro, por otro lado el PD no se ha demostrado mejor, a pesar que en el pasado haya condenado al tirano, nunca hubiéramos esperado esta actitud que oxigena la dictadura.  

Más de cinco millones de venezolanos han huído de Venezuela, produciendo una diáspora sin precedentes en América Latina. Muchos son los italo-venezolanos que han llegado a Italia, a los que no se les garantiza nada ni como refugiados ni como italianos. Somos fantasmas para ellos.

Movimiento 5 Estrellas y el caso Hugo Marino

En evidencia pongo la indiferencia hacia los italianos abandonados en Venezuela.

No olvidemos el caso de Hugo Marino, desaparecido en Venezuela desde hace casi dos años y de quien, a pesar de los continuos informes a la Cancillería, no es considerado. No existen desaparecidos y asesinados en varios países de un tipo u otro. Todos merecen verdad, justicia y libertad. Para ellos solo cuentan los casos que le da publicidad de regreso a su imagen política.

Los casos humanos señalados por el web simplemente vienen —sistemáticamente—  botados en el cesto de los desperdicios y olvido. Pero, ¿de qué derechos humanos están hablando? Deberían estar avergonzados.

El gobierno italiano sabe perfectamente bien que el régimen de Maduro y la debilidad de la oposición no nos permitirá obtener la libertad por la que ya muchos venezolanos perdieron la vida durante las manifestaciones y protestas.

La desunión entre venezolanos en Italia y en Europa no ayuda al objetivo de la libertad. Muchos se dedican a la política chavista, otros creen en una oposición que no ha hecho nada, olvidando que la verdadera lucha por la libertad no se puede satisfacer con promesas nunca cumplidas, sino que necesita valentía para mirar la realidad a los ojos.

Movimiento 5 Estrellas - factores de poder
Simpatizantes del Movimiento 5 Estrellas – Imagen Alberto Pizzoli AFP-Getty Images

Unirse y hablar con claridad, sin santificar a supuestos e ineficientes líderes, es el paso a dar. Denunciar la corrupción y la interferencia de Cuba, Rusia, Irán y China sin perdonar a nadie y no ser partidarios de «con mi corrupto no te metas» para no convertirnos en tontos útiles.

No serán los partidos políticos, demasiado comprometidos con sus intereses, los que nos ayuden, sino los hombres y las mujeres (de cualquier color político) que todavía creen en la libertad de los países, en la democracia y en el derecho a la vida de las personas. No es un momento para clichés y para los propios intereses, es el momento de pensar en nuestra comunidad dentro y fuera del país.

Una próxima manifestación en Roma, que nos vean unidos y con las ideas claras, es lo que podemos hacer.

Sin santos políticos,  ni héroes por conveniencia, pero en nombre de la verdad. ¡Yo me anoto! ¿Y tú?

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Investigación y especiales

Editorial: El perezjimenismo no existe

Published

on

By

perezjimenismo - factores de poder

La reciente fecha del 23 de enero despertó la indignación y rechazo entre la intelectualidad venezolana y las nuevas generaciones por el perezjimenismo. Grandes autores, intelectuales, personajes que vivieron la época, la propaganda oficial de VTV, de los partidos y su dirigencia enfilaron dardos hacia una idea demodé que sólo busca hacer ruido en redes sociales.

El movimiento de exaltación a la obra de gobierno de Marcos Pérez Jiménez se quiere equiparar con los movimientos neonazis de una Europa de la postguerra obligada a reducir las expresiones de nacionalismo a eventos deportivos.

el perezjimenismo no existe - factores de poder
General Marcos Pérez Jiménez

La mayoría de los que se definen como Perezjimenistas —lejos de exaltar el culto de la personalidad de un hombre repleto de defectos como Marcos Pérez Jiménez— se enfocan en un movimiento de nostalgia contracultural cincuentoso profundamente antiliberal, anticomunista y patriotero.

En momentos donde las democracias mundiales están frágiles por sus propios defectos que son tan antiguos y tan vigentes —porque los clásicos griegos nos advirtieron de los peligros de la democracia y los romanos también— vale la pena preguntarse por el rol de las democracias occidentales que han permitido la emergencia de poderes fácticos en la figura de corporaciones privadas con capacidades que rivalizan a las de los estados modernos.

El grueso de los jóvenes no vivieron esa época —que algunos llaman oprobiosa y otros de grandeza— y lo que tienen son testimonios escritos en libros mohosos, imágenes audiovisuales en blanco y negro y algún tipo de referencia a lo que consideran «mejores tiempos», retazos de propagandas y narrativas oficiales de lado y lado que con el tiempo, y la obra de historiadores que opinan más de lo que narran terminan con estas falsas controversias.

Es cierto que el gobierno de Pérez Jiménez fue una dictadura, que sus colaboradores usaron los aparatos del estado para perseguir, torturar, desaparecer subversivos, ladrones y secuestradores.

En la opinión del primer jefe de la Seguridad Naciona, Jorge Maldonado Parilli se desarrolla el carácter policial, de prevención del delito, de investigación criminal, necesario para cualquier Estado; como todo organismo contrainteligencia, con frecuencia se ve en la necesidad de investigar a personas expuestas políticamente.

El segundo jefe de la Seguridad Nacional, Pedro Estrada —formado por Allan Foster Dulles de la CIA y J. Edgar Hoover del FBI cuando esos organismos orquestaban operaciones moralmente cuestionables— es a quien se le achacan los excesos y delitos de esa desaparecida institución.

Recordemos que para la época, la política exterior venezolana era tutelada por EE.UU., quienes veían a los comunistas —no así a los adecos desorganizados— como la real amenaza. También es pertinente recordar la profunda retórica antiamericana que todos los partidos políticos latinoamericanos de la época desarollaron tras inspirarse en el APRA peruano.

De las actuaciones de la Seguridad Nacional y sus excesos, no se pueden negar ese tipo de cuestiones.
Y decir que «el otro bando hizo cosas peores» es otro debate, porque la Digepol y la Disip tampoco eran santos.

Los aparatos de seguridad de la época deban una sensación de seguridad personal que es lo que los perezjimenistas modernos añoran: El no tener que vivir encerrado tras rejas, el poder salir de noche sin miedo a un atraco o secuestro.

El chavismo y el perezjimenismo

El chavismo civil— formado por lo peor de AD, lo mejor de COPEI—y unos militares que exaltaban a Pérez Jiménez el aspecto autoritario patriotero de barracas, crearon en torno a Chávez una especie de doctrina führerprinzip arengada por los primeros asesores teóricos de la revolución: Parias que se pusieron a jugar con el fascismo de izquierdas como Norberto Ceresole, pero la cosa no termina ahí porque ese Frankenstein político también desde su oposición se inspira de intelectuales civiles como Luis Castro Leiva, aunque a muchos civilistas les duela admitirlo.

Hoy en día el perezjimenismo no existe, no hay partidos políticos perezjimenistas, ni su reencarnación transita la tierra.

el perezjimenismo - factores de poder

En lugar de ello hay un montón de jóvenes —y viejos— que no creen ni en el chavismo ni en la oposición, que lejos de buscar ejemplos extranjeros verdaderamente fascistas y autoritarios como Mussolini, Hitler o Franco, buscan en la historia venezolana a figuras de la historia distintas a las que la propaganda y narrativa oficial adeco-copeyana-chavista muestran.

Del período perezjimenista recomendamos la lectura de un brillante artículo redactado por Alejandro Andrade Yépez, que nos ilustra un poco sobre ese otro 23 de enero que la narrativa oficial oculta de forma conveniente.

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Investigación y especiales

Primero La Verdad: Aceleran agenda contra EE.UU y el mundo

Published

on

Primero la verdad - factores de poder - reinaldo carrillo

  • «Primero La Verdad» es un programa semanal que se transmite en nuestro canal de YouTube, Factores de Poder
  • La retórica globalista contra Estados Unidos y la civilización occidental está en plena marcha.
  • Sin tapujos, Reinaldo Carrillo nos expone en un vídeo corto lo que los enemigos de la libertad preparan en contra de la civilización occidental.

Primero La Verdad se encuentra en Instagram
Si te gustan los contenidos que Reinaldo Carrillo publica, puedes apoyarle directamente en la plataforma de crowdfunding Patreon.

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Investigación y especiales

Salvador Illa: El ministro-candidato que enfada a la sociedad española al compaginar sus dos cargos en plena pandemia

Published

on

Salvador Illa - ministro candidato - factores de poder

por Eugenio Narbaiza, desde España

  • De las actuaciones del ministro del gobierno socialcomunista Salvador Illa
  • Su doble rol como candidato en Cataluña y ministro de Pedro Sánchez Castejón

En esta semana que estamos a punto de comenzar, todos los ojos de los españoles pondrán su centro de atención en Cataluña, porque una vez más esta comunidad autónoma vuelve a ser protagonista en la política española, porque está a punto de afrontar unas elecciones autonómicas, en donde todo parece indicar que la hegemonía del nacionalismo independentista, está en juego, a pesar de haber realizado maniobras intentando que la pandemia del Covid—19, le fuera favorable, en el desarrollo de los comicios.

La ley electoral de Cataluña y Salvador Illa

La ley electoral por la que se rige Cataluña, establece que son preceptivos 54 días para la celebración de elecciones, una vez que se procede a la disolución del parlamento, por lo que teniendo en cuenta que la cámara legislativa catalana se disolvió el 22 de diciembre, corresponde al 14 de febrero, como fecha establecida para la celebración de los comicios autonómicos, pero tomando como excusa la grave situación generada por la pandemia en el ente autonómico, el gobierno catalán ha pretendido un aplazamiento de las elecciones, hasta el próximo mes de mayo, pero sin determinar una fecha electoral concreta.

Esta circunstancia que en principio contaba con el acuerdo de casi todos los partidos del arco parlamentario, a excepción de los socialistas del PSC y de Vox, hizo que la formación de izquierdas, presentara un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, recurso que el alto tribunal aceptó dictaminando que la fecha de su celebración, debería ser la establecida inicialmente por la ley, aunque el 8 de febrero, haría público un auto explicativo de su decisión.

Salvador Illa factores de poder
Salvador Illa – Ministro-candidato del gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez Castejón

En estas elecciones, se da la curiosa circunstancia de que uno de los candidatos que concurren a la batalla electoral para acceder a la presidencia de la Generalitat, es el Ministro de Sanidad del gobierno de España, Salvador Illa, quien inicialmente, accedió al gobierno de Pedro Sánchez, al ser el número dos de los socialistas catalanes, a un ministerio en principio sin complicaciones, dado que la mayor parte de las competencias en Sanidad, están transferidas a las Comunidades Autónomas, por lo que se podía calificar su cartera, como una de las “marias” del gobierno socialista.

Pero el estallido del Covid—19, cambió la importancia y la trascendencia de este ministerio, que poco antes, no tenía ni tan siquiera un secretario de estado de Sanidad en su organigrama y que fue designado, poco después de estallar la Pandemia.

A partir de ese momento, una vez declarado el estado de alarma que se prolongaría desde el 14 de marzo hasta el 14 de junio, con la población confinada en sus domicilios y con un mando único regido por el Ministro Salvador Illa, filósofo de profesión, fue adquiriendo un protagonismo total, puesto que su gestión, más de política que de resolver los problemas sanitarios de los españoles, empezó a hacer aguas, en primer lugar por la compra de mascarillas, posteriormente, en sus duros enfrentamientos con los entes autonómicos en los que gobierna el primer partido de la oposición y últimamente por no haber accedido a la petición de las Comunidades Autónomas, en el Consejo Interterritorial de Sanidad, para llevar a cabo medidas de confinamiento por territorios para medida que sirviera para combatir la Pandemia, desbocada, con cifras de contagio desbocada, al igual que la de fallecidos, así como las de ocupación de las UCIS de los hospitales.

En este periodo y tras disolverse el Parlamento Catalán, por sorpresa, el Partido Socialista de Cataluña, designó como candidato a la presidencia del gobierno regional al ministro, quien pese a haberlo negado inicialmente, aceptó el reto y se presentó como el político que “vuelve a casa”.

A partir de ese momento, la polémica se ha desatado entre las formaciones políticas españolas, puesto que el actual Ministro de Sanidad, es a la vez, candidato a la presidencia de un gobierno autónomo, pero con la particularidad de que ejerce su cargo de ministro, siendo candidato, hasta el momento en el que se inicie la campaña electoral, el próximo jueves 29 de Enero.

salvador illa - factores de poder

Las elecciones catalanas y la candidatura de Salvador Illa vienen en un momento en el que las cifras de contagios están descontrolada, llegando a las 43 mil personas en un solo día, las cifras de fallecimientos rondan más de 400 en un solo día y en donde el proceso de vacunación, no está siendo el adecuado por la falta de una planificación establecida desde el ministerio, tanto en el suministro de las vacunas a las Comunidades autónomas, como en la falta de jeringuillas para proceder a la vacunación de los ciudadanos.

Curiosamente, el presidente del gobierno Pedro Sánchez, ha puesto toda la carne en el asador a favor de su Ministro, a quien su protagonismo han hecho ganador en las encuestas electorales, hasta el punto de que ha trasladado la celebración de un comité federal del PSOE a Barcelona, que tuvo lugar ayer, después de un año en el que no se ha celebrado ninguno.

Visto lo visto y aún reconociendo que nada de lo que viene sucediendo en la vida política española es ilegal, cada vez resulta más patente que la clase política especialmente cercana a los aledaños del gobierno, vive en un mundo distinto a la realidad, porque mientras la sociedad observa incompetencia, miedo, hastío y grave preocupación por cómo está desbocada la pandemia, junto con el echo de que la crisis económica derivada de la misma, cada vez es más profunda, con un panorama muy oscuro y con una percepción de que el gobierno de la nación está a otras cosas y no apunta medidas para su resolución, asistimos a unos “juegos florales” de la política que no hacen más que enfadar a los ciudadanos, agravar la ya desastrosa situación de la mayoría de los sectores económicos y demostrar que la Pandemia, puede acabar con vidas, pero que puede dejar en jaque a la confianza que tienen los ciudadanos en la política.

Lee también

Mira también este especial sobre España conducido por Eugenio Narbaiza para Factores de Poder

Síguenos en nuestras redes sociales

Eugenio Narbaiza está en twitter, puedes seguirle allí

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Investigación y especiales

El otro 23 de enero: cuando Fidel Castro visitó Venezuela

Published

on

wolfgang y castro

Hace 63 años el general Marcos Pérez Jiménez abandonó el país a horas de la madrugada. El 23 de enero pasó a la historia como el día de la democracia. Sin embargo, en la actualidad es más común escuchar que un día como hoy cayó Venezuela. El fracaso de la democracia y la llegada del chavismo así lo demuestran.

Pero, ¿qué se celebra exactamente este día? Contrario a la narrativa partidista, no hubo participación cívica en el golpe; es decir, no fue el pueblo el que «derrocó» a la «tiranía», sino un sector de las Fuerzas Armadas, entre los cuales se encontraban algunos aduladores de Fidel Castro. Durante años se celebró en Venezuela un golpe cuya narración en los libros no corresponde a los hechos.

Fidel Castro también celebró el 23 de enero, al igual que los partidos que siguen haciéndolo hoy. En enero de 1959, tras haber sido invitado por la Junta de Gobierno, el líder cubano arribó a Venezuela y fue recibido por todos los sectores políticos del país (esta vez sí hubo participación cívica). Incluso jóvenes militantes de Acción Democrática estrecharon sus manos al hombre que destruiría a Venezuela junto a Chávez en el futuro. ¿Un presagio de la complicidad entre los partidos y los causantes de esta crisis?

23 de enero nada que celebrar
Las Fuerzas Armadas rinden honores a Fidel Castro en su llegada a Venezuela el 23 de enero de 1959. Al fondo se observan banderas de Cuba y una de Acción Democrática

Sin embargo, Fidel Castro ya había estado en Venezuela durante la presidencia de Rómulo Gallegos en 1948. En aquel entonces llegó al país como presidente de la Federación Estudiantil Universitaria con una carpeta llena de cartas dirigidas a políticos venezolanos. Entre uno de los destinatarios de esas cartas estaba el hombre fuerte detrás del gobierno adeco: Rómulo Betancourt.

“Mi querido Rómulo:

Los portadores Fidel Castro y Francisco Pino, son jóvenes miembros de la FEU de aquí, y pasan por Venezuela en viaje rápido para organizar las sesiones preliminares de un Congreso Latinoamericano.

La razón de tal coincidencia es que el estudiantado de nuestros países pueda plantear en la oportunidad más propicia de que sea liquidado el imperio colonial europeo en América, de todo eso te hablarán ellos mejor que yo, y dado que sus propósitos son los mismos que Venezuela, Guatemala, Brasil y Chile, los dirijo a ti convencido de que te gustará cambiar impresiones con ellos y atenderlos en lo que les haga falta, especialmente en contactos con estudiantes venezolanos y manera de cumplir mejor sus fines.»

Juan Bosch

Esta carta escrita por el fundador del Partido Revolucionario Dominicano y publicada por la página de Venezuela Inmortal demuestra que la conexión entre los socialistas hispanoamericanos y la partidocracia venezolana es más vieja de lo que se cree. No olvidemos que la tesis fundacional de Acción Democrática se basaba en el anti-imperialismo americano del que también hablaba el socialista dominicano en su carta dirigida a Betancourt.

Habrá quien piense que «Fidel Castro no era comunista cuando visitó Venezuela en 1959». Este comentario ingenuo no resiste ante un análisis serio sobre el discurso y las formas del líder cubano. Los principales conceptos del marxismo (como la conciencia de clase y las relaciones de explotación) se escuchan en cada uno de sus discursos. Aquí puede leer un ejemplo.

23 de enero nada que celebrar
Fidel Castro ante la Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela

Fue tanta la admiración por Castro que fue invitado al Congreso de Venezuela por Jóvito Villalba, Gonzalo Barrios, Miguel Ángel Landáez y César Rondón Lovera. Cuando Rafael Caldera, presidente de la Cámara, le concede la palabra a Domingo Alberto Rangel, el diputado adeco declaró en nombre de todos los congresistas lo siguiente: “Estamos recibiendo a un hijo de Venezuela, porque Fidel Castro tiene carta de naturaleza en nuestro país. Venezuela madre de libertadores, debe premiar como hijo suyo a quien ha sabido liberar de la opresión y el terror a un país hermano”.

23 de enero nada que celebrar
Fidel Castro ante el Congreso de Venezuela. Detrás se observa al líder copeyano Rafael Caldera

Con el tiempo, este episodio de nuestra historia dejó de ser un misterio gracias a páginas y podcasts como La Palabra Compartida, quienes compartieron mayores detalles sobre Fidel Castro en Venezuela que puede conocer usted dando click aquí.

Y volviendo a Pérez Jiménez, concluyo este artículo preguntando: ¿Quién cayó realmente? Juzgue el resultado de haber conmemorado durante 63 años esta fecha y obtendrá la respuesta.

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.

Continue Reading

Destacadas