Los impuestos a la clase media

  • Los impuestos a la clase media
  • Escrito por Víctor Piriz, desde España

Una mentira repetida mil veces no termina siendo verdad. Eso que es una verdad universal se ha visto más que refrendada tanto en la tramitación de presupuestos generales del estado a finales del año pasado como en los meses anteriores con la aprobación en el Congreso de los Diputados tanto de la conocida como tasa Tobin como la conocida tasa google, esto es, los impuestos a las transacciones financieras y a las empresas tecnológicas.

los impuestos a la clase media - factores de poder la verdad esta de moda

La clase media de nuestro país es quien paga las subidas fiscales que este gobierno realiza, ha realizado y realizará durante esta legislatura.


Nosotros nos hemos opuesto desde el principio a la creación de ambas figuras impositivas por varios motivos que viene bien ahora recordar, ahora que punto por punto se van cumpliendo todas las previsiones que nosotros hacíamos durante la tramitación de estos impuestos y de los presupuestos.

Nos opusimos por ser en primer lugar dos figuras impositivas de nueva creación que se implementaban  de forma aislada, sin esperar un acuerdo con nuestros socios europeos. Queríamos demostrar ser más que nadie, y en fiscalidad ir por tu cuenta tiene sus repercusiones.

El no esperar a que se llegue a un acuerdo europeo para la implementación de estas figuras que llevan mucho tiempo en discusión pero que no se terminan de acordar a nivel comunitario por las repercusiones que conlleva tiene un coste, está teniendo un coste.

Un coste económico, otro reputacional y por último un coste empresarial. Las tres aristas que entiendo son igual de importantes.

En primer lugar porque económicamente todos alertamos que la recaudación de ambas figuras impositivas no sería ni de lejos la presupuestada, que la aprobación de este impuesto de forma aislada haría que las figuras no tuvieran el retorno esperado , retorno del que además no hay evidencia empírica previa, esto es, no podían preverse las cantidades tan altas que se pretendían recaudar sustentada en datos aunque ya teníamos el ejemplo de experiencias previas en países como Francia. No pueden decir que no se sabía.

Te puede interesar



El coste reputacional es también evidente para nuestro país por cuanto dejamos de ser atractivo para que las empresas inviertan y desarrollen negocios en un páis que sube la fiscalidad de sus principales servicios o productos además de que genera una inseguridad jurídica para las empresas que deciden acometer inversiones en nuestro país con un marco fiscal y se les cambia de un día para otro, y por último  el coste empresarial en cuanto a la deslocalización de inversiones y pérdida de empleo en nuestro país.

También nos opusimos a estas figuras por la falta de desarrollo de las mismas, ya que nos constaba que no se había planteado solución a los problemas técnicos que por ejemplo el impuesto a las transacciones digitales generaba para poder calcular la base imposible del impuesto para las empresas y para generar las declaraciones.

Este problema, varios meses después sigue vigente y ya se han retrasado los plazos de devengo de amas figuras durante este 2021.El PSOE estaba empeñado en implmentar estas figuras impositivas y poco le importaba no tener la capacidad técnica de hacerla. Los hechos nos están dando la razón continuamente.

El Grupo Popular también votó contra estas figuras porque sin duda serían impuestos que terminarían pagando la clase media de nuestro país. La izquierda que tanto presume de subir los impuestos a los ricos solo sabe subir figuras impositivas a la clase media ( bolsas, bebidas gaseosas, seguros, etc) y generar otras figuras como estas dos que siempre dijimos que sería el consumidor final el que las terminaría pagando.

Ya hemos visto como hay entidades como ING que abiertamente informan que le van a repercutir al cliente esta tasa, que más que para evitar problemas a los pequeños repercutir el coste del impuesto directamente a sus clientes.
Nada nuevo. No engañan a nadie ya.
Hace ya semanas que conocimos como la multinacional AMAZON informa ya a sus clientes que les repercutirá el coste del impuesto y estos no tendrán más remedio que repercutirlo a todos.

Al final , como dijimos durante la tramitación de los impuestos, ambos los pagan ya la clase media de nuestro país.

Más allá del coste repercutido a los clientes en el caso de las transacciones financieras este impuesto está generando que los inversores opten por productos financieros fuera de norma y que son bastantes más complejas y menos aconsejables para clientes con menos formación financiera. Absolutamente todo lo que dijimos durante la tramitación está pasando.

En resumen, la clase media de nuestro país es quien paga las subidas fiscales que este gobierno realiza, ha realizado y realizará durante esta legislatura. No saben gobernar si no es metiendo la mano en el bolsillo de los españoles para financiar sus 22 ministerios, para financiar sus ensoñaciones adanistas y unos presupuestos generales del estado que han nacido muertos y enterrados.

No dejes de ver Café de Economía con Eugenio Narbaiza en el Canal de YouTube Factores de Poder

YouTube video

Síguenos en nuestras redes sociales

Estamos en Facebook como Factores de Poder & Patricia Poleo Oficial
También estamos en Instagram como Factores de Poder & @PattyPoleo.
Mira todos nuestros vídeos y suscríbete a nuestro canal de YouTube Factores de Poder
Tenemos un canal de Telegram muy activo donde puedes leer nuestro contenido al momento de su publicación.
Somos Factores de Poder: Donde la verdad está de moda.